Este sitio web utiliza cookies para asegurarse de obtener la mejor experiencia.
Si desea más información consulte nuestra política de cookies

19.10.18

Expertos de Vithas reconocen el efecto positivo de la oncoplastia en la recuperación psicológica de pacientes operadas de cáncer de mama

El 19 de octubre se celebra el Día Mundial contra el Cáncer de Mama


El apoyo psicológico es fundamental para superar esta enfermedad que afectará a una de cada 8 mujeres a lo largo de su vida

Entre los factores de riesgo que predisponen a un cáncer de mama nos encontramos los genéticos, una menarquia precoz, o la nuliparidad
 
Profesionales de Vithas afirman que los resultados derivados de las investigaciones que relacionan oncoplastia con autoestima y calidad de vida de las pacientes con cáncer de mama, confirman la relación positiva entre estas variables. Una de cada 8 mujeres hará frente a esta enfermedad a lo largo de su vida, y una de las intervenciones más comunes a las que tienen que hacen frente estas pacientes es la cirugía, que puede consistir en una cirugía parcial o radical de la mama. “Estas intervenciones dejaban mamas con cicatrices y, en ocasiones, no dejaban mamas sino cicatrices. Muchas pacientes vivían esta situación como una mutilación que afectaba a su imagen corporal y a su autoestima. Esto repercutía en la calidad de vida de las pacientes, porque afectaba además a su relación con los demás”, según la Dra. Marta Legeren, oncóloga del Hospital Vithas La Salud de Granada. El Hospital Vithas la Salud pertenece al grupo sanitario Vithas, que cuenta con 19 hospitales y 28 centros médicos en España.
 
Además, la doctora Legeren, afirma que “la oncoplastia ha supuesto una revolución en el tratamiento de la enfermedad oncológica y en el beneficio de la autoestima y calidad de vida de las pacientes”.

El valor de la psicología en el Cáncer de Mama

Según Raquel Calero, psicóloga del Hospital Vithas Nisa de Sevilla, perteneciente al grupo Vithas-Nisa, al que pertenece la Salud de Granada, lo primero que piensa una paciente a la que se le diagnostica un cáncer de mama es en curarse. Y una vez superados los tratamientos en lo que piensa es, “en volver a sus rutinas cuanto antes, minimizando las secuelas que haya dejado el paso de la enfermedad y esto viene especialmente influenciado por las secuelas físicas”. Volver a recuperar “un aspecto saludable, un aspecto de “no enfermedad” y sentirse guapas les permite olvidar el haber sido enfermas de cáncer”, dice la doctora Marta Legeren.

Para Raquel Calero, “la mayoría de las pacientes, cuando reciben el diagnóstico y empiezan a asumirlo, se marcan como objetivo la curación. La paciente deposita su confianza en sus especialistas: El clínico prescribe un tratamiento y la paciente decide.  La paciente se enfrenta continuamente en el proceso de la enfermedad a una toma de decisiones; es por esto que tiene que estar informada del tratamiento que se le va a realizar y de los posibles efectos secundarios que se puedan producir, así como de las secuelas derivadas de los mismos”.

En el proceso de diagnóstico y curación del cáncer de mama, según Calero, “hay muchos momentos duros para la paciente, como recibir el diagnóstico, enfrentar los tratamientos, abandonar la rutina, tener que depender de los demás para muchas cosas durante un tiempo, convivir con los efectos secundarios y a veces tener que asumir secuelas temporales o crónicas. Volver a incorporarse a la rutina diaria tras la enfermedad, asumir las revisiones y manejar la incertidumbre del miedo a una posible recidiva. Éstas suelen vivirse con mayor “desajuste emocional” y desanimo que el inicio de la enfermedad”.

El riesgo de desarrollar cáncer de mama puede alcanzar el 85% si existen alteraciones genéticas predisponentes, como indica la doctora Legeren

El tabaco, el sedentarismo, la obesidad, una menarquia precoz, la nuliparidad y la genética son los factores de riesgo más importantes para desarrollar cáncer de mama. Entre todos ellos, el factor genético como explica la Doctora Legeren, tiene un alto impacto, ya que no es modificable y es heredable. Aumenta de forma significativa la probabilidad de padecer enfermedades potencialmente curables con un diagnóstico precoz, incluso realizar intervenciones reductoras de riesgo. Actualmente los genes más relevantes implicados en el síndrome de cáncer de mama y ovario hereditario son BRCA 1-2. El riesgo puede llegar hasta el 85%, según la doctora Legeren. Esta probabilidad disminuye a un 12% si la mujer no tiene antecedentes familiares con esta patología.

La doctora Legeren incide en que un punto clave para el adecuado tratamiento de los pacientes oncológicos en general, y de las pacientes de oncología mamaria en particular, es el equipo multidisciplinar, es el trabajo coordinado de todos los especialistas el que hace posible una mejora en los tratamientos. Nunca se puede olvidar en este contexto, la continua labor de investigación para encontrar estrategias terapeúticas que aumenten las tasas de curación de nuestros pacientes con la menor proporción de efectos secundarios.

El compromiso de Vithas: calidad asistencial acreditada, servicio personal y largo plazo

Vithas es el primer operador sanitario de capital 100% español y el segundo a nivel nacional. Cada año atiende a más de 5.000.000 pacientes en sus 19 hospitales y 28 centros médicos denominados Vithas Salud. Los 47 centros se encuentran distribuidos a lo largo de todo el territorio nacional y destacan los hospitales de Alicante, Almería, Benalmádena, Castellón, Granada, Las Palmas de Gran Canaria, Lleida, Madrid, Málaga, Sevilla, Tenerife, Vigo, Valencia y Vitoria-Gasteiz. Los 28 centros Vithas Salud se encuentran en Alicante, Almuñécar, Elche, El Ejido, Fuengirola, Granada, La Estrada, Las Palmas de Gran Canaria, Lleida, Madrid, Málaga, Marín, Nerja, Pontevedra, Rincón de la Victoria, Sanxenxo, Sevilla, Torre del Mar, Torremolinos, Vilagarcía, y Vitoria-Gasteiz.
 
Vithas cuenta con más de 300 puntos de extracción repartidos por toda España gracias a la red de laboratorios Vithas Lab y con una central de compras propia, PlazaSalud24, que como referente en el sector da servicio a más de 39 hospitales, 35 centros médicos y 20 clínicas dentales. Por último, Vithas mantiene actualmente un acuerdo estratégico en Baleares con la Red Asistencial Juaneda que dispone de 5 hospitales y una amplia red de centros médicos repartidos por toda la región.
 
La apuesta de Vithas por una asistencia sanitaria de calidad acreditada y un servicio personal va unida al firme apoyo y visión de largo plazo de los accionistas de Vithas: Goodgrower, quien controla un 80% del capital, y grupo ‘la Caixa’, con el 20% restante.
 
Con un modelo de crecimiento que se basa en la diversificación geográfica y la sostenibilidad, Vithas prevé seguir consolidando su presencia nacional tanto con la apertura de nuevos centros como mediante adquisiciones.

Añadir a TwitterAñadir a FacebookAñadir a Google Bookmarks