Este sitio web utiliza cookies para asegurarse de obtener la mejor experiencia.
Si desea más información consulte nuestra política de cookies

16.11.18

Expertos de Vithas recomiendan vacunarse contra la gripe

Los grupos de riesgo son las embarazadas, ancianos, niños mayores de 6 meses y menores de 6 años, pacientes inmunodeprimidos, trasplantados, con problemas respiratorios o que se encuentren en procesos oncológicos

La Gripe estacional, según la OMS (Organización Mundial de la Salud), es una infección vírica (virus Influenza), que afecta principalmente a la nariz, la garganta, los bronquios y, ocasionalmente, los pulmones. La infección dura, generalmente, una semana y se caracteriza por la aparición súbita de fiebre alta, dolores musculares, cefalea y malestar general importante, tos seca que puede ser fuerte y durar dos semanas o más, dolor de garganta y rinitis. Suele estar causada por virus de la gripe (virus Influenza) de tipo A o B.

El virus se transmite con facilidad a través de gotículas y pequeñas partículas expulsadas con la tos o los estornudos. La gripe suele propagarse rápidamente en forma de epidemias estacionales.

La mayoría de los afectados se recuperan en una o dos semanas sin necesidad de recibir tratamiento médico. Sin embargo, en niños pequeños mayores de 6 meses, personas de edad y personas aquejadas de otras afecciones médicas graves, la infección puede conllevar graves complicaciones de la enfermedad subyacente, provocar neumonía o causar la muerte.

La epidemia de gripe de la temporada 2017-2018, a fecha 22 de febrero 2018, había causado 636 muertes en España, y se habían notificado 3.162 casos graves hospitalizados (según confirma la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica).  Nueve de cada diez en pacientes con factores de riesgo
Si bien la efectividad de la vacuna puede variar, la vacunación es la principal y mejor manera de prevenir la influenza y las posibles complicaciones graves, además de prevenir millones de enfermedades, las consultas médicas relacionadas con la enfermedad y decenas de miles de hospitalizaciones.

La inmunización contra la gripe es una intervención de salud pública esencial para controlar tanto las epidemias estacionales como las pandemias de gripe
Los cambios de temperatura, propios de esta época del año, hacen que aumenten considerablemente los casos de gripe que puede afectar a la mayoría de la población. Por eso, a la hora de buscar una solución a este problema, surge la duda sobre la vacuna contra la gripe. ¿Realmente es efectiva? ¿En qué casos es importante? ¿Tiene efectos adversos importantes? ¿Por qué y cuándo debemos vacunarnos? El Dr. Alonso, médico de Urgencias en el Hospital Vithas Montserrat, nos explica estas y otras cuestiones sobre la “mala prensa” en torno a esta vacuna.

El Hospital Vithas Montserrat, pertenece al grupo sanitario Vithas que cuenta en España con 19 hospitales y 28 centros médicos.

Según explica el Dr. Alonso, el beneficio más importante de la vacuna es crear inmunidad natural (defensas) a través de la inoculación del virus inactivo (vacuna), “con lo cual, en el momento en que estemos en contacto con el virus activo de la gripe, la respuesta de nuestro sistema inmune, será más rápida y efectiva”, afirma.

En el mes de febrero de cada año, la Organización Mundial de la Salud (OMS) publica la composición de la vacuna para su utilización en el hemisferio norte, en función de las cepas de virus dominantes en las últimas epidemias.  

En cuanto a los perfiles más vulnerables a la gripe, el Dr. Alonso afirma que deberían contemplar seriamente la opción de la vacunación los siguientes grupos recomendados por la OMS:

  • Embarazadas en cualquier fase de la gestación;
  • Niños de 6 meses a 5 años;
  • Mayores de 65 años;
  • Pacientes con enfermedades médicas crónicas: (cardiacas, pulmonares, renales, metabólicas, del desarrollo neurológico, hepáticas o hematológicas) ó inmunodeprimidos (por VIH/sida, quimioterapia, cortico-terapia o neoplasias malignas).
  • Profesionales sanitarios, por  su exposición a los pacientes y posibilidad de transmitirla  a personas vulnerables.
“Así mismo, las personas que conviven de manera cercana con enfermos, deberían plantearse positivamente la vacunación como forma preventiva”, aconseja el especialista.

  Por otro lado, los niños mayores, jóvenes y personas de mediana edad, se consideran grupos inmunocompetentes, es decir, que son capaces de superar la enfermedad sin ningún tipo de complicación, “por lo que no deberían vacunarse ya que ellos por si mismos serían capaces de desarrollar inmunidad natural una vez pasada la infección”.

  En cuanto al perfil de paciente al que se le contraindica la vacuna, el doctor Alonso afirma que esta vacuna “en principio, no afectaría negativamente a ningún paciente aun teniendo alguna patología o enfermedad”, sin embargo, los pacientes alérgicos  a las proteínas del huevo, deberían hablar con su  médico antes de vacunarse.

  Como efectos secundarios de la Vacuna Antigripal, puedenaparecer fiebre y/o dolores musculares generalizados, es decir, lo que se conoce como cuadro  "pseudogripal", y que puede durar entre 1-2 días. También puede producir reacción cutánea en el lugar de inoculación y reacción alérgica a la vacuna como efectos secundarios más graves. Ambos procesos fácilmente tratables.

¿Por qué existe rechazo ante esta vacuna?
Según el Dr. Alonso,  es una vacuna con "mala prensa" debido a que la cobertura no es 100% eficaz dada la mutagenicidad del virus Influenza. Sin embargo, la vacunación sirve a dos propósitos, por un lado, dar una amplia cobertura (superior generalmente al 60%) a los pacientes de riesgo, y por otro, cortar la transmisión desde posibles portadores a personas sanas. 

¿Debemos vacunarnos todos los años?
  Por esto, el especialista subraya la importancia de vacunarse todos los años: “El virus de la gripe o virus influenza, que afecta principalmente a las personas, tiene 2 tipos: A y B, y a su vez se divide en varios subtipos (H y N). El virus muta todos los años y siempre de forma diferente, con lo cual, la inmunidad creada en los años anteriores no nos sirve. Se trata de proteger a la población en riesgo para que no enferme, evitar contagios y sus posibles complicaciones”.

  En España y en Europa se inicia la campaña de vacunación en el mes de Octubre y puede durar hasta Enero coincidiendo con la entrada y la mutacion del virus.

  Además de la vacunación y el tratamiento antivírico, la gestión desde el punto de vista de la salud pública incluye medidas de protección personal, como:
 
  • Lavarse las manos frecuentemente y secárselas bien;
  • Mantener una buena higiene respiratoria, cubriéndose la boca y la nariz al toser o estornudar con pañuelos y desechándolos correctamente;
  • Auto aislarse rápidamente en caso de malestar, fiebre u otros síntomas gripales;
  • Evitar el contacto con personas enfermas;
  • Evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca.

 

Añadir a TwitterAñadir a FacebookAñadir a Google Bookmarks