Este sitio web utiliza cookies para asegurarse de obtener la mejor experiencia.
Si desea más información consulte nuestra política de cookies

03.02.16

La realidad tras los mitos sobre el embarazo

El doctor Godino, ginecólogo del Hospital Vithas Montserrat, aclara algunas de las creencias más comunes


Muchos son ciertos, aunque socialmente se hayan exagerado

A lo largo de los nueve meses que dura un embarazo, son muchos los cambios que se producen en el cuerpo de la madre. Física y fisiológicamente su cuerpo se adapta al crecimiento del fetodentro del útero. Se empiezan a producir cambios, externos e internos, y corren numerosas ideas sobre lo que a partir de ese momento se le avecina a la futura mamá: una nube de incertidumbre donde es difícil saber qué afirmaciones son ciertas y cuáles son solamente leyendas urbanas. El doctor Godino, ginecólogo de la Unidad Materno infantil de Vithas Lleida da respuesta a las dudas sobre el embarazo y aclaran qué es cierto y qué no respecto a muy comunes creencias populares detrás del período de gestación para las futuras mamás. El Hospital Vithas Montserrat pertenece al grupo sanitario Vithas que cuenta con 25 centros en toda España: 12 hospitales y 13 centros monográficos denominados Vithas Salud.

Ideas ciertas:

"Tienes que tomar ácido fólico"

Una afirmación tan cierta como científicamente demostrada. "Los niveles adecuados de ácido fólico son necesarios para el correcto desarrollo del embrión" afirma el doctor Godino. El consumo diario de ácido fólico desde el periodo preconcepcional servirá para prevenir malformaciones congénitas relacionadas con defectos del cierre del tubo neural. Estas malformaciones afectan el cerebro, columna vertebral y médula espinal.  Se recomienda el suplemento con ácido fólico desde uno a tres meses antes de la concepción y hasta la semana 12 de gestación.

Además, el ácido fólico también promueve la creación de glóbulos rojos y evita la anemia. Por lo tanto, también la madre se estará beneficiando de las ventajas de esta vitamina.

"Vas a perder pelo"

En ciertos momentos del embarazo el pelo se encuentra más débil y tiende a caerse con una mayor facilidad. Por lo general, esto ocurre en el primer trimestre debido a los cambios que se producen en los niveles hormonales. "Es cierto, pero se trata de algo esporádico y la fortaleza del pelo se recupera con el tiempo", afirma el doctor Godino, ginecólogo del Hospital Vithas Montserrat.

También después del parto hay una fase de mayor caída del cabello. Un proceso normal que suele durar algunos meses. "Una alimentación equilibrada y con incidencia de alimentos con vitaminas B y C ayudará a contrarrestar la pérdida de pelo", afirma el especialista.

"Tomar el sol hace que salgan manchas en la piel"

A las mujeres embarazadas es normal que les aparezcan manchas en ciertas zonas de la piel. Pueden aparecer en la nariz, los pómulos y la frente y en cualquier zona que esté expuesta al sol, como los antebrazos. Además, las zonas corporales que de por sí tienen una mayor pigmentación, como los pezones o las pecas, se vuelven más oscuras. Una vez más, esto es provocado por los cambios hormonales que estimulan la producción de una mayor cantidad de melanina, la proteína encargada de dar color a la piel, el cabello y los ojos.

"Esta afirmación es cierta, así que el uso de protectores solares es fundamental, ya que los rayos solares potencian estos cambios en la pigmentación de la piel" afirma el doctor Godino. Por lo general, pocos meses después del parto el cuerpo ha vuelto a su normalidad y las manchas han desaparecido espontáneamente y de forma paulatina.

"Te va a salir celulitis"

La aparición de celulitis es frecuente, pero muy dependiente de la predisposición de la paciente y de sus hábitos alimentarios y deportivos. El metabolismo de la embarazada tiende a incrementar la cantidad de grasa corporal. Esto es un cambio fisiológico inducido por las hormonas placentarias que redunda en un buen desarrollo de la gestación.Además, la aparición de la prolactina, la hormona encargada de preparar la lactancia, estimula la formación de células grasas. El control del peso es fundamental.

Se debe realizar una "dieta armónica y equilibrada" desde el principio del embarazo.El mantenimiento de una adecuada nutrición se convierte en un factor clave para la salud materno-fetal.  El aumento excesivo de peso materno durante el embarazo tiene notable influencia sobre el peso del recién nacido, así como sobre su salud inmediata e incluso futura.  Además, incrementa el riesgo de la madre a tener hipertensión durante el embarazo y alterar los niveles de glucosa entre otras patologías. Recuerda que si tienes dificultades en relación a tu dieta lo mejor es dejarse aconsejar por la especialista en nutrición. En Vithas Salut trabajamos estrechamente ambas especialidades para lograr un embarazo seguro.

No te olvides que, para prevenir el excesivo incremento de peso y la aparición de celulitis, es fundamental evitar el sedentarismo. Debes realizar un programa de actividad física regular.

"Los dolores de espalda van contigo todo el embarazo"

El embarazo es una gran prueba de resistencia para el esqueleto. Durante toda la gestación se produce un cambio progresivo de la actitud corporal y de la manera de caminar por el crecimiento paulatino de la barriga de la madre. El tono muscular y la laxitud de todas las estructuras fibro-ligamentarias no ayudan al respecto. Es clave la reeducación postural y nuevamente el ejercicio, que tonificará y prevendrá el excesivo incremento de peso. Puede ayudarte acudir a un fisioterapeuta especializado y así prevenir y/o disminuir posibles dolencias.

Cualquier actividad cardiovascular sin impacto (cinta, elíptica, natación, bicicleta estática), y técnicas como el Pilates contribuyen favorablemente a tu bienestar.
Aconsejamos también la realización de ejercicios que fortalezcan el suelo pélvico, para ello puede ayudarte nuestra fisioterapeuta en rehabilitación del suelo pélvico.

"Te van a salir hemorroides"

No todas las embarazadas presentan hemorroides, pero es una patología frecuente. Las hemorroides son varices o inflamaciones de las venas del recto y ano. Como en muchas otras patologías hay un componente de predisposición al que se le suman los cambios hormonales y el aumento de la presión venosa en la pelvis. Las venas se encuentran con menos tono y la presión venosa se incrementa porque el útero comprime las grandes venas en la pelvis. Hay un momento en el que la presión vence al vaso y se dilata patológicamente dando lugar a las hemorroides. Esto puede suceder durante el embarazo o recién en el momento del parto por los "pujos". Si aparecen se pueden emplear tratamientos específicos, y sobre todo prevenir el estreñimiento.

"No puedes comer carne cruda"

España cuenta con excelentes controles fitosanitarios en los alimentos, no obstante, la carne cruda o poco hecha puede ocasionalmente contener parásitos como el toxoplasma. Por lo tanto evitar su consumo. El parásito se elimina cocinando la carne a más de 66 ºC o congelarla a - 20 ºC durante por lo menos 24 hs.

Ideas infundadas:

"Se te van a caer los dientes"

De forma contraria a la creencia popular que se tiene de que el feto obtiene calcio de los dientes de la madre, la pérdida de piezas dentales radica en una pérdida de la salud bucodental.

Es conocida la relación entre el embarazo y la aparición de lo que actualmente se conoce como Enfermedad Periodontal. Esto se traduce en la aparición de cuadros de gingivitis.  Las encías se inflaman y se tornan sensibles, sangran con facilidad (Sobre todo con el cepillado). Los microorganismos causantes de este cuadro encuentran durante el embarazo un momento propicio para desarrollarse por los cambios hormonales y en la inmunidad. A partir de esta enfermedad se puede comprometer una pieza dentaria. Recomendamos un control odontológico en el primer trimestre del embarazo, una correcta técnica de cepillado, una dieta adecuada y consultar rápidamente ante la aparición de síntomas.

"Estarás más guapa porque la piel adquiere un brillo especial"

La piel brilla más. "Pero no por ningún efecto romántico relacionado con el amor materno, sino porque las glándulas sebáceas de la piel producen más grasa", sostiene el doctor Godino. Ese aumento de grasa en la piel predispone a que se produzca acné.

Las estrías a su vez son provocadas por el estiramiento de la piel durante los nueve meses de gestación. Suelen salir en el abdomen y en los senos y no desaparecen después del parto, aunque si disminuyen en tamaño y en coloración, de ahí lo importante de su prevención.

"Las relaciones sexuales hieren al bebé"

El embarazo no contraindica mantener relaciones sexuales. Si no se presenta ninguna situación de riesgo se pueden mantener hasta el final del mismo.
Paradójicamente a pesar de los miedos, la mujer durante el embarazo frecuentemente incrementa su deseo sexual y facilidad para llegar al orgasmo.

En todo momento el bebé está protegido por la bolsa y el líquido amnióticos y ni sufre con el movimiento, ni llega hasta él el semen, debido a que el cuello del útero permanece cerrado por el tapón mucoso. El único cuidado que ha de tener la pareja será encontrar la postura en que ambos estén cómodos, cambiante a la par que cambia el tamaño del útero de la mujer.

"No hagas ejercicio"

El ejercicio físico debería ser una parte más del cuidado prenatal. Siempre es positivo, y esto se traduce en un bienestar físico y psíquico. Como mencionamos anteriormente, cualquier actividad cardiovascular sin impacto (cinta, elíptica, natación, bicicleta estática), y ejercicios de flexibilidad y fuerza como el que desarrollan el Pilates contribuyen favorablemente a tu bienestar. El límite es el puro sentido común queno sea extenuante, y que no haya ninguna causa obstétrica que lo contraindique.

El compromiso de Vithas: calidad, innovación y largo plazo

Vithas atiende anualmente a más de 2.000.000 de pacientes en sus 12 hospitales y 13 centros monográficos especializados denominados Vithas Salud. Los hospitales están ubicados en Alicante, Almería, Granada, Las Palmas de Gran Canaria, Tenerife, Lleida, Madrid, Málaga, Vigo y Vitoria-Gasteiz. Los centros Vithas Salud se encuentran en Málaga, Lleida, Almería y la provincia de Pontevedra, donde están emplazados los centros Vithas Salud Fisium de Pontevedra, Vilagarcía, Marín, Sanxenxo, A Estrada, Caldas de Reis y Vigo.

La apuesta de Vithas por una asistencia sanitaria de calidad va unida al compromiso de inversión permanente en mejora de infraestructuras y dotaciones tecnológicas. Con un modelo de crecimiento que se basa en la diversificación geográfica y la sostenibilidad, el grupo prevé consolidar su presencia nacional ya sea de manera orgánica o mediante adquisiciones.
 

Añadir a TwitterAñadir a FacebookAñadir a Google Bookmarks