Este sitio web utiliza cookies para asegurarse de obtener la mejor experiencia.
Si desea más información consulte nuestra política de cookies

10.01.17

Causas del fracaso repetido en técnicas de Fecundación in Vitro

No conseguir el embarazo tras varios ciclos produce frustración e, incluso, depresión a la mujer o pareja afectada. Después de tres ciclos fallidos, los profesionales investigan las causas del fracaso mediante un exhaustivo estudio de la pareja y en un 20% de los casos se encuentra una causa justificada que se puede tratar, aunque la mayoría de las veces se trata de problemas multifactoriales.

Una de las posibilidades de cualquier técnica de Reproducción Asistida es que, tras varios intentos, no se consiga el embarazo. Es una situación altamente frustrante, tanto para la mujer o pareja afectada, como para el equipo profesional que trabaja para conseguir el nacimiento de un niño sano. En algunos casos la situación conduce a depresión, sentimiento de baja autoestima e, incluso, autoexclusión social, situaciones que suelen mejorar con el paso del tiempo pero que, en ocasiones, precisan de un abordaje profesional por parte de un psicólogo.

“Es frecuente que a la mujer o pareja le surja la duda de si el equipo profesional ha actuado de forma correcta y siempre les va a parecer que algo no se ha hecho bien o que se podrían hacer las cosas de otra manera. Es un mecanismo de autoprotección, un proceder psicológico para evitar caer en la desesperación”, señala el doctor Juan Ordás, especialista en Ginecología y Medicina de la Reproducción en la Unidad de Reproducción Asistida del Hospital Vithas Nuestra Señora de América. Añade, además, que la labor del equipo profesional es investigar y conocer las causas del fracaso para poner en manos de ésa y otras parejas las mejoras que en cada caso se puedan conseguir.

La investigación comienza cuando, tras tres ciclos de FIV (Fecundación in Vitro) en los que se han transferido al útero de la mujer embriones de buena calidad, no se ha quedado embarazada. “Es lo que denominamos fracaso implantatorio reiterado o fracaso repetido de implantación”, apunta el doctor Ordás.
 
Posibles causas del fracaso implantatorio reiterado
La mujer o pareja se someterá a un estudio exhaustivo de todos los factores que pueden ser causa de dicho fracaso, “incluyendo el conocimiento de las posibles anomalías genéticas de ambos progenitores, el análisis del sistema inmunológico de la mujer, el análisis de posibles anomalías de DNA de los espermatozoides, estudio de endometrio femenino por biopsia o por histeroscopia, la búsqueda de trombofilias (la tendencia a un exceso de coagulación de la sangre), ya sean congénitas o adquiridas y el diagnóstico de posibles enfermedades no detectadas como diabetes, problemas de tiroides, que puedan influir”. El Hospital Vithas Nuestra Señora de América pertenece al grupo sanitario Vithas que cuenta en España con 12 hospitales y 13 centros especializados denominados Vithas Salud.

“En, aproximadamente, un 20% de los casos encontramos la causa y la podemos tratar directamente para que mejoren los resultados”, señala el doctor Ordás. En muchos otros casos se trata de causas multifactoriales y actúan a nivel molecular: “de éstas, apenas llegamos a comprender muchas de ellas”.
La recomendación profesional, en caso de no poder intervenir directamente sobre la causa, pasa por conseguir un embrión de calidad máxima y tener un ambiente endouterino óptimo para ese embrión. El resto de factores, hoy por hoy, no son totalmente controlables.

Añadir a TwitterAñadir a FacebookAñadir a Google Bookmarks