Este sitio web utiliza cookies para asegurarse de obtener la mejor experiencia.
Si desea más información consulte nuestra política de cookies

14.07.17

¿Sabes cómo actuar ante un golpe de calor?

El golpe de calor se produce cuando la temperatura del organismo aumenta bruscamente hasta superar los 39°C


Para prevenirlo los especialistas recomiendan una buena hidratación y evitar la exposición solar en las horas centrales del día

En caso de que se produzca es necesario situar a la persona afectada a la sombra, refrescarle la piel y avisar a los servicios de urgencias

Durante el verano es habitual alcanzar temperaturas muy altas, en ocasiones incluso extremas, lo que puede suponer un peligro para nuestra salud. Para combatir el calor es necesario mantener un buen nivel de hidratación y evitar la exposición solar durante las horas centrales del día, cuidados que han de tenerse especialmente en cuenta en el caso de niños y personas mayores, colectivos más vulnerables.

Como afirma el Dr. Enrique Ciria, responsable de la Unidad de Prevención del Hospital Vithas Nuestra Señora de América, “las altas temperaturas pueden tener un efecto en nuestro organismo que se conoce como agotamiento por calor. Sería el precedente del llamado golpe de calor y se asocia con síntomas como malestar general, cefalea, ansiedad, mareo, debilidad”. Aunque este estado en sí no revista gravedad, es necesario mantenerse alerta para que no se prolongue, lo que “provocaría una descompensación de la temperatura corporal que podría suponer una situación grave”.

El golpe de calor se produce cuando la temperatura corporal sobrepasa los 39 °C debido a que los mecanismos reguladores del calor se ven superados y no son capaces de responder, lo que supone un shock para el organismo.

Las principales señales a tener en cuenta que manifiestan un golpe de calor son:

  • Aumento de la temperatura corporal, lo que supone que la persona afectada presente fiebre alta, de unos 39 o 40 grados. “El organismo humano funciona a unos 37 °C y dispone de diferentes mecanismos que regulan la temperatura, como el sudor. Con el golpe de calor, estos mecanismos dejan de funcionar, de modo que sube la temperatura con el riego que ello puede suponer para la vida de la persona afectada”, señala el Dr. Ciria.
  • Aceleración del pulso
  • Mareos, confusión mental, desorientación
  • Piel caliente, enrojecida y seca
  • Sudoración excesiva en un primer momento, que da paso a una posterior desaparición del sudor
  • Náuseas y vómitos
  • Presíncope y síncope (inconsciencia)
Como apunta el especialista, en caso de que se presenten estos síntomas es necesario buscar asistencia sanitaria de forma urgente, especialmente si se trata de mayores de 65 años o niños menores de 1 año: “son más vulnerables porque su cuerpo tiene menor capacidad para regular la temperatura”. El Hospital Vithas Nuestra Señora de América pertenece al grupo sanitario Vithas que cuenta en España con 19 hospitales y 25 centros especializados denominados Vithas Salud.

Qué hacer y qué no hacer ante un golpe de calor

Cuando aparecen los primeros síntomas indicativos de un golpe de calor es necesario bajar la temperatura corporal de la persona afectada lo antes posible, por ello se recomienda situarla a la sombra, en un lugar fresco, y refrescarle la piel. “Aplicar paños mojados o hielo puede ayudar a bajar la temperatura, incluso se recomienda, si es posible, bañar a la persona en agua fría y hacerle beber”, recomienda el Dr. Ciria, que añade la necesidad de avisar a los servicios de urgencias.

Para intentar prevenir el golpe de calor se aconseja no realizar actividad física en las horas centrales del día, no exponerse demasiado al sol los días de altas temperaturas, procurar no beber alcohol o bebidas con cafeína, que contribuyen al incremento de la temperatura corporal y evitar las comidas pesadas, muy grasas, que aumentarán las calorías durante la digestión.

El compromiso de Vithas: calidad asistencial acreditada, servicio personal y largo plazo

Vithas es el primer operador sanitario de capital 100% español y el segundo a nivel nacional. Cada año atiende a más de 4.500.000 pacientes en sus 19 hospitales y 25 centros especializados denominados Vithas Salud. Los 44 centros se encuentran distribuidos a lo largo de todo el territorio nacional y destacan los hospitales de Alicante, Almería, Benalmádena, Castellón, Granada, Las Palmas de Gran Canaria, Lleida, Madrid, Málaga, Sevilla, Tenerife, Vigo, Valencia y Vitoria-Gasteiz. Los 25 centros Vithas Salud se encuentran en Alicante, Elche, El Ejido, Fuengirola, Granada, La Estrada, Las Palmas de Gran Canaria, Lleida, Madrid, Málaga, Marín, Nerja, Pontevedra, Rincón de la Victoria, Sanxenxo, Sevilla, Torre del Mar, Torremolinos, Vilagarcía, y Vitoria-Gasteiz.

Vithas cuenta adicionalmente con la red de laboratorios Vithas Lab, con más de 300 puntos de extracción repartidos por toda España, y con un acuerdo estratégico en Baleares con la Red Asistencial Juaneda que dispone de 5 hospitales y una amplia red de centros médicos repartidos por toda la región.

La apuesta de Vithas por una asistencia sanitaria de calidad acreditada y un servicio personal va unida al firme apoyo y visión de largo plazo de los accionistas de Vithas: Goodgrower, quien controla un 80% del capital, y grupo ‘la Caixa’, con el 20% restante.

Con un modelo de crecimiento que se basa en la diversificación geográfica y la sostenibilidad, Vithas prevé seguir consolidando su presencia nacional tanto con la apertura de nuevos centros como mediante adquisiciones.
 

Añadir a TwitterAñadir a FacebookAñadir a Google Bookmarks