Este sitio web utiliza cookies para asegurarse de obtener la mejor experiencia.
Si desea más información consulte nuestra política de cookies

22.01.15

Cómo mejorar la comunicación en la pareja, dentro de una relación sana

Por María Rosa Ferrero, psicóloga del Hospital Vithas Nuestra Señora de América

En 2013, últimos datos disponibles, se rompieron en España 100.437 parejas, entre nulidades, separaciones y divorcios, un 0,8% más que un año antes. Habitualmente las rupturas suelen producirse tras un periodo vacacional, como el que acabamos de pasar en Navidad, cuando las parejas disponen de mucho más tiempo libre para compartir. 
María Rosa Ferrero, psicóloga del Hospital Vithas Nuestra Señora de América, perteneciente a Vithas, grupo sanitario que cuenta en España con 12 hospitales y 13 centros monográficos altamente especializados, ha reunido diez conceptos importantes para mejorar la comunicación en la pareja. 
 
1.    Es importante cuidar el momento, sin excusar y sin presionar; respetando los tiempos y momentos de cada uno. Quizá haya algo para lo que no estemos preparados o no se den las circunstancias adecuadas para hablar hoy, pero sí podemos hacerlo mañana.
 
2.    Hablar sobre nuestros sentimientos, expectativas, dificultades, temores, qué tipo de relación queremos llevar. Comunicar también las emociones positivas: qué valoramos del otro, qué nos gusta de nuestra pareja, de la relación…Comunicarnos también en valores, hablar sobre lo que es importante para cada uno dentro de la relación, forma de entender la vida, debatir sobre temas interesantes para cada uno… Todo esto va a enriquecer la relación, pero sobre todo, va a aportar una ventaja fundamental: vamos a conocernos.
Reservar un tiempo a hablar de nosotros, de nuestra relación de pareja. Esto disminuirá el riesgo de encontrarnos con situaciones con las que no contamos, la desagradable sensación que a veces se da de que cada miembro de la pareja esté viviendo realidades distintas.
Y, por qué no, hablemos también de sexo: qué nos gusta, qué no…
 
3.    No dar nada por supuesto: preguntar lo que no sepamos y expresar lo que nos pasa, ni nosotros ni nuestra pareja somos adivinos. Si no hacemos el esfuerzo de hablar, no podemos exigirle al otro que debería saber.
En relación con esto: Piensa bien y acertarás, suspicacias fuera. Evitemos malos entendidos.
Tampoco dar por supuestos nuestros sentimientos: claro que el otro sabe que le quiero, pero aún así, ¿por qué no decirlo?
 
4.    Hablar, comunicar y expresarnos es fundamental para mantener una buena relación de pareja, pero igual o más importante lo es escuchar. Dediquemos un tiempo a la escucha activa, esto es, dediquemos los cinco sentidos a escuchar. Actualmente estamos acostumbrados a llevar un ritmo de vida en el que hacemos mil cosas a la vez. Tomemos un tiempo para hablarnos y para escucharnos, sentémonos a dialogar, sin móviles, sin televisión encendida, sin estar pendiente de otra tarea simultáneamente.
 
5.    Los silencios también hablan. Qué queremos decir cuando no decimos nada. Es importante lo que hablamos y también lo que no hablamos, qué temas evitamos a nivel individual y a nivel de pareja. ¿Si no se habla no existe? Valoremos los riesgos de evitar hablar sobre una crisis y el riesgo de evitar generar discusiones.
 
6.    Practicar la empatía, estudiar el “idioma” del otro, ponerme en su piel. Evitar planteamientos tales como “Es que eso no es importante para mí”, y preguntarme por qué eso es importante para el otro.
 
7.    Aprender a priorizar, diferenciar lo importante de lo que no lo es, ¿realmente merece la pena discutir o enfadarnos por lo que lo estamos haciendo?
 
8.    Dialogar con el otro es muy importante, pero también lo es dialogar con uno mismo y reflexionar sobre nosotros mismos, lo que nos ayudará a conocernos mejor y evitará conflictos tales como trasladar problemas nuestros al otro. Partiendo de este punto, es importante también que en momento de discrepancias hablemos desde el yo y no desde el tú, lo que evitará los reproches.
 
9.    Comunicar, comunicar, comunicar… Aprovechemos todos los medios que tenemos a nuestro alcance: cara a cara, llamada telefónica, mensaje de texto, correo electrónico, correo postal... Sin olvidar que, aunque utilicemos todos, la comunicación directa, cara a cara, es la más rica.
 
10.  Las cosas no acostumbran a cambiar por sí solas si no hacemos porque cambien… no dejemos para cuando sea demasiado tarde lo que aún se puede hacer, por dejar espacio a la rutina, a la pereza…A veces a la tercera no va la vencida, ni a la cuarta, ni a la quinta, pero merece la pena el intento. También tenemos que aprender a comunicarnos como pareja.
 
Sobre el Hospital Vithas Nuestra Señora de América
El Hospital Vithas Nuestra Señora de América inició su trayectoria en 1972. Desde entonces trabaja diariamente para ofrecer a los pacientes y familiares la atención más personalizada y las mejores prácticas sanitarias. De hecho, ha sido elegido como mejor hospital privado de España, según el programa de evaluación hospitalaria ‘TOP 20’, durante cuatro años consecutivos.
En sus 8.000 metros cuadrados, repartidos en dos edificios, el hospital y el policlínico, Vithas Nuestra Señora de América cuenta con 11 Unidades Especializada, 90 camas, 7 quirófanos, 9 puestos UCI y 60 consultas externas. Al año atiende a más de 280.000 pacientes.
Las inversiones planificadas para el Hospital Vithas Nuestra Señora de América constituyen un buen ejemplo del compromiso de Vithas para mejorar las prestaciones sanitarias en beneficio de la comunidad. En este sentido, el hospital pondrá en marcha unidades interdisciplinares especializadas que, coordinadas con las del resto de hospitales del grupo, permitirán a Vithas ofrecer respuestas integrales y globales que se anticipan a las necesidades de una sociedad en constante evolución.
 
El compromiso de Vithas: estabilidad, inversión permanente y largo plazo
Vithas atiende anualmente a más de 2.000.000 de pacientes en sus 12 hospitales y 13 centros monográficos altamente especializados denominados Vithas Salud. Los hospitales están ubicados en Alicante, Almería, Granada, Las Palmas de Gran Canaria, Tenerife, Lleida, Madrid, Málaga, Vigo y Vitoria-Gasteiz. Los centros Vithas Salud se encuentran en Málaga, Lleida, Almería y Pontevedra. La apuesta de Vithas por una asistencia sanitaria de calidad va unida al compromiso de inversión permanente en mejora de infraestructuras y dotaciones tecnológicas. Con un modelo de crecimiento que se basa en la diversificación geográfica y la sostenibilidad, el grupo prevé consolidar su presencia nacional ya sea de manera orgánica o mediante adquisiciones.

Añadir a TwitterAñadir a FacebookAñadir a Google Bookmarks