Este sitio web utiliza cookies para asegurarse de obtener la mejor experiencia.
Si desea más información consulte nuestra política de cookies

23.10.15

El marcapasos implantable cumple 57 años

Más de cuatro millones de personas viven en el mundo gracias a este dispositivo


Su tamaño se ha reducido de siete centímetros a 25 milímetros en 20 años 

La operación hoy día se realiza con anestesia local y de forma ambulatoria

Más de cuatro millones de personas viven en el mundo gracias a un marcapasosque permite al corazón latir de forma constante. Este dispositivo, que cumple este mes 57 años, fue implantado por primera vez el 8 de octubre de 1958 por el cardiólogo AkeSenning, quien ostenta el privilegio de ser el primero en lograr que este artilugio funcionara dentro del cuerpo de un paciente.

Si bien es cierto, que este marcapasos duró solo tres horas, supuso un punto de inflexión al pasar de la investigación en animales a su puesta en marcha en humanos. ArneLarsson tendría que pasar por 25 intervenciones más hasta su muerte en 2001 por cáncer de piel, pero logró vivir gracias a un marcapasos que superaba en tamaño a algunas tablets de hoy día.

La polémica generada en un inicio por su interferencia en el devenir de la naturaleza, se convirtió pronto en alabanzas a una herramienta vital para comprender el funcionamiento del corazón. Según el médico especialista en Cirugía Cardiaca del Hospital Vithas Nuestra Señora de América, Luis Carlos Maroto, su mayor aportación a la Medicina fue precisamente el descubrimiento de los mecanismos eléctricos y la posibilidad de tratar enfermedades incurables hasta ese momento: “Algunas alteraciones del ritmo o bloqueos auriculoventriculares, que hoy se tratan con un procedimiento sencillo, a través de una pequeña cirugía, significaban el fallecimiento de la persona”. El Hospital Vithas Nuestra Señora de América pertenece al grupo sanitario Vithas que cuenta en España con 12 hospitales y 13 centros monográficos especializados Vithas Salud.

Los primeros marcapasos que se fabricaron eran artilugios que obligaban al paciente a estar enganchado a una máquina, tal y como explica el doctor Maroto: “Estaban conectados por cable a aparatos de gran tamaño, ahora son algo más grandes que una moneda de dos euros que se implantan debajo de la piel”. En estos 57 años, estos dispositivos no han dejado de evolucionar para beneficio de los pacientes. “El último avance que ha llegado al mercado es el marcapasos sin cables que se coloca directamente al corazón. Es muy pequeño y esto disminuye el riesgo de disfunción y de infección”, señala Maroto.

Pero el progreso no se ha limitado al marcapasos, también se ha extendido al proceso de implantación, permitiendo que la cirugía de alto riesgo que suponía la colocación de un dispositivo cerca del corazón haya dejado paso a una operación que se realiza con anestesia local y de manera ambulatoria. Los próximos pasos, según el doctor Maroto, se aproximan a la fabricación de un corazón artificial y a la regeneración con células madre del propio paciente: “A efectos de aplicación clínica, hablamos todavía de ciencia ficción, pero en investigación se están produciendo grandes avances”.

Tras 20 años como especialista de Cirugía Cardiaca, Maroto asegura que el marcapasos ha evolucionado en autonomía, pero sobre todo en tamaño:“Con las nuevas baterías, estos dispositivos duran con facilidad más de 5 años”. El aspecto positivo de la importante reducción en su tamaño, en palabras de este doctor, es la disminuciónde las complicaciones,  la facilidad de su implantación y la excelente calidad de vidade los pacientes.

El compromiso de Vithas: calidad, innovación y largo plazo

Vithas atiende anualmente a más de 2.000.000 de pacientes en sus 12 hospitales y 13 centros monográficos especializados denominados Vithas Salud. Los hospitales están ubicados en Alicante, Almería, Granada, Las Palmas de Gran Canaria, Tenerife, Lleida, Madrid, Málaga, Vigo y Vitoria-Gasteiz. Los centros Vithas Salud se encuentran en Málaga, Lleida, Almería y la provincia de Pontevedra, donde están emplazados los centros Vithas Salud Fisium de Pontevedra, Vilagarcía, Marín, Sanxenxo, A Estrada, Caldas de Reis y Vigo.

La apuesta de Vithas por una asistencia sanitaria de calidad va unida al compromiso de inversión permanente en mejora de infraestructuras y dotaciones tecnológicas. Con un modelo de crecimiento que se basa en la diversificación geográfica y la sostenibilidad, el grupo prevé consolidar su presencia nacional ya sea de manera orgánica o mediante adquisiciones.

Añadir a TwitterAñadir a FacebookAñadir a Google Bookmarks