12.11.15

El ‘verdadero o falso’ de los mitos sobre piojos

La doctora Truchuelo, dermatóloga del Hospital Vithas Nuestra Señora de América desgrana las falsas creencias sobre estos parásitos

No tienen un origen estacional, pero los brotes suelen estar relacionados con el periodo escolar

El tratamiento correcto debe tener en cuenta otras patologías de la piel


Pocos padres se libran cada año de recibir la circular del colegio de sus hijos en la que le informan que un compañero de clase sufre pediculosis, lo que se conoce popularmente como infestación por piojos. Estos insectos, de apenas 3 milímetros, colonizan a 3 de cada 10 menores en edad escolar y al 27% de sus progenitores. A pesar de que estos parásitos no tienen un origen estacional, los brotes suelen estar relacionados con el periodo escolar debido al mayor contacto entre los niños, pero ¿qué hay de verdad en los mitos que rodean al piojo? Son muchas las creencias, algunas acertadas y otras no, sobre sus gustos, hábitos, alimento y exterminio. Para aclararlas, la doctora Maria Teresa Truchuelo, dermatóloga del Hospital Vithas Nuestra Señora de América desgrana uno por uno estos mitos y ofrece consejos prácticos para un buen tratamiento. El Hospital Vithas Nuestra Señora de América pertenece al grupo sanitario Vithas que cuenta en España con 12 hospitales y 13 centros monográficos especializados Vithas Salud.
 
Mitos:
 

  1. 1.    Los piojos saltan. Falso. La pediculosis se contagia por contacto directo. El piojo ni salta ni vuela, pero sí camina y es muy rápido, por lo que puede pasar de una cabeza a otra a través del pelo.
  2. 2.    Los niños son más propensos. Verdadero. Los menores de 10 años suelen verse más afectados debido a que tienen mayor contacto físico con otros niños de su edad. No es una preferencia del insecto, más bien de hábitos que favorecen su contagio.
  3. 3.    Les atrae el pelo largo. Falso. La extensión del cabello solo influye en la colonización por la facilidad que ofrece a estar en contacto con el pelo de otra persona. Si está recogido o es más corto la transmisión será más difícil.
  4. 4.    El pelo sucio facilita su reproducción. Falso. La limpieza del cabello no afecta al piojo, que sobrevive sin problemas al lavado gracias a que puede resistir hasta una temperatura de 50º y a los productos químicos del champú normal.
  5. 5.    Se transmiten de animales a personas. Falso. Cada tipo de piojo es específico de un tipo de huésped, por lo que los piojos humanos no infestan a animales y estos tampoco nos colonizan a nosotros.
  6. 6.    Pueden vivir fuera del cuero cabelludo. Verdadero. Pueden sobrevivir hasta 48 horas sin alimentarse en peines, sábanas o mantas, pero no pueden superar este espacio de tiempo y mueren si no logran colonizar otro huésped.
  7. 7.    El picor puede persistir tras acabar con la infestación. Verdadero. En ocasiones, algunas personas desarrollan hipersensibilidad debido a una reacción alérgica al piojo o al tratamiento. Las reacciones inflamatorias más severas pueden durar, incluso, meses.
  8. 8.    Los piojos se detectan inmediatamente. Falso. Nuestro sistema inmune puede tardar entre 4 y 6 semanas en desarrollar sensibilidad frente a la saliva generada por este insecto y en ese tiempo las hembras pueden poner de 6 a 10 liendres por día.
  9. 9.    Pican al morder el cuero cabelludo. Falso. Estos parásitos no muerden. El picor procede de la reacción de nuestro cuerpo a la saliva del insecto.
El tratamiento correcto

La doctora Truchuelo recomienda comenzar el tratamiento en cuanto se compruebe la colonización por piojos tras un examen visual: “El mejor tratamiento consiste en una combinación de limpieza física de arrastre a través de liendreras y la aplicación de permetrina, un compuesto químico para erradicar este insecto”. Para las personas con problemas en la piel, como por ejemplo la psoriasis, la dermatóloga del Hospital Vithas Nuestra Señora de América aconseja utilizar silicona en lugar de permetrina, que logra la muerte de los piojos por asfixia, no por muerte química y es menos agresiva.

Truchuelo recuerda que todo tratamiento de piojos debe ser aplicado a todos los miembros de la familia al mismo tiempo y debe repetirse a los 7 u 8 días: “Esto es fundamental porque muchas veces la causa de resistencia al tratamiento o fallo terapéutico tiene su origen en el uso de una cantidad insuficiente de producto o el olvido de la segunda aplicación”.

Estos insectos han logrado evolucionar para vencer a los tratamientos más agresivos y un pequeño porcentaje logra resistir. En estos casos, la dermatóloga explica que puede elevarse la concentración de la permetrina del 1.5 al 5% y, como última opción, acudir al endometrín por vía oral.
 
El compromiso de Vithas: calidad, innovación y largo plazo

Vithas atiende anualmente a más de 2.000.000 de pacientes en sus 12 hospitales y 13 centros monográficos especializados denominados Vithas Salud. Los hospitales están ubicados en Alicante, Almería, Granada, Las Palmas de Gran Canaria, Tenerife, Lleida, Madrid, Málaga, Vigo y Vitoria-Gasteiz. Los centros Vithas Salud se encuentran en Málaga, Lleida, Almería y la provincia de Pontevedra, donde están emplazados los centros Vithas Salud Fisium de Pontevedra, Vilagarcía, Marín, Sanxenxo, A Estrada, Caldas de Reis y Vigo.

La apuesta de Vithas por una asistencia sanitaria de calidad va unida al compromiso de inversión permanente en mejora de infraestructuras y dotaciones tecnológicas. Con un modelo de crecimiento que se basa en la diversificación geográfica y la sostenibilidad, el grupo prevé consolidar su presencia nacional ya sea de manera orgánica o mediante adquisiciones.

Añadir a TwitterAñadir a FacebookAñadir a Google Bookmarks