10.02.16

Las bajas temperaturas afectan a la movilidad de los mayores de 75 años

Problemas musculares y reumáticos se pueden ver empeorados en los ancianos por las bajas temperaturas


Mantener una rutina de actividad física contribuirá a que el organismo no se atrofie en invierno 

Durante los meses de invierno es común observar como las personas mayores sufren un empeoramiento general de sus dolencias. La causa principal es que el frío provoca que la temperatura de nuestro organismo descienda, produciendo  una vasoconstricción en nuestras arterias, para que los órganos vitales se mantengan a la temperatura óptima.

De esta manera, para mantener nuestra temperatura corporal, se provocan pequeños escalofríos, que normalmente van precedidos de un aumento del tono muscular, lo que les suele provocar contracturas musculares que cursan con dolor importante. El fisioterapeuta Álvaro Herrera, coordinador del servicio de rehabilitación del Hospital Vithas Nuestra Señora de América sostiene que “este es un proceso común en las personas mayores de 70-75 años, que con motivo de las bajas temperaturas, aumentan sus dolores musculares, articulares y óseos, derivados de sus patologías cronificadas,  tales  como artrosis, artritis, reumatismos, problemas respiratorios, enfermedades cardiovasculares y metabólicas”.

Como consecuencia, estos pacientes, al sufrir episodios de dolor más acentuados, tienen el riesgo de ver reducida su actividad normal, y en el caso de personas de edad avanzada, la falta de movilidad les puede provocar problemas tales como rigidez articular y atrofia muscular que deben evitar a toda costa. En este sentido, Álvaro Herrera aclara que “una de las patologías reumáticas más frecuentes en las personas a partir de los 50 años es la polimialgia reumática, que es un trastorno inflamatorio de origen desconocido, que provoca dolor y rigidez en hombros, cuello y frecuentemente en la cadera. Este se ve más acentuado por la mañana, ya que la rigidez y el dolor aumentan de forma considerable”. El Hospital Vithas Nuestra Señora de América pertenece al grupo sanitario Vithas que cuenta en España con 12 hospitales y 13 centros monográficos especializados Vithas Salud.

Pautas para superar la pérdida de movilidad que produce el frío

Si bien el mejor remedio contra los efectos del frío, será conseguir que nuestra temperatura aumente, aplicando calor de forma externa o bien generando calor en nuestro organismo a través del movimiento y del trabajo de nuestro sistema cardiovascular en forma de ejercicio suave, el fisioterapeuta del Hospital Vithas Nuestra Señora de América aporta una serie de pautas concretas para mitigar el frío en las personas mayores:

  • Aplicar calor seco en las articulaciones afectadas o musculatura que presente dolor. La aplicación será en períodos no superiores a 10-15 minutos, durante 2 ó 3 veces al día.
  • Realizar ejercicios suaves en los que movamos todas las articulaciones, tales como columna cervical, hombros, codos, manos, columna lumbar, caderas, rodillas y tobillos, así como los grupos musculares principales. Estos ejercicios deberán ser prescritos y supervisados siempre por un fisioterapeuta para que sean adecuados a cada paciente y las patologías asociadas que puedan presentar.
  • Tener una rutina de ejercicios matutina, al levantarse,  además provocará un calentamiento de toda la musculatura que permitirá afrontar el día con menor sensación de rigidez y dolor.
  • Evitar los cambios bruscos de temperatura y las exposiciones prolongadas al frío de la calle o al aire gélido.
  • Utilizar prendas especiales que abriguen, pero que sean adecuadas, tales como prendas térmicas y abrigos ligeros, ya que si nuestros mayores utilizan prendas de gran peso, para su movimiento normal van a requerir un gasto energético extra que provocará una pérdida de temperatura en el organismo.
  • Tratar el dolor que sufran de forma adecuada, siguiendo las pautas médicas habituales conforme a sus patologías previas.
  • Evitar el sedentarismo y el reposo absoluto.
  • Cuidar la alimentación y evitar comidas muy copiosas que exijan un enorme gasto energético durante la digestión, ya que va a provocar un descenso en la temperatura corporal.
El compromiso de Vithas: calidad, innovación y largo plazo

Vithas atiende anualmente a más de 2.000.000 de pacientes en sus 12 hospitales y 13 centros monográficos especializados denominados Vithas Salud. Los hospitales están ubicados en Alicante, Almería, Granada, Las Palmas de Gran Canaria, Tenerife, Lleida, Madrid, Málaga, Vigo y Vitoria-Gasteiz. Los centros Vithas Salud se encuentran en Málaga, Lleida, Almería y la provincia de Pontevedra, donde están emplazados los centros Vithas Salud Fisium de Pontevedra, Vilagarcía, Marín, Sanxenxo, A Estrada, Caldas de Reis y Vigo.

La apuesta de Vithas por una asistencia sanitaria de calidad va unida al compromiso de inversión permanente en mejora de infraestructuras y dotaciones tecnológicas. Con un modelo de crecimiento que se basa en la diversificación geográfica y la sostenibilidad, el grupo prevé consolidar su presencia nacional ya sea de manera orgánica o mediante adquisiciones.

Añadir a TwitterAñadir a FacebookAñadir a Google Bookmarks