Este sitio web utiliza cookies para asegurarse de obtener la mejor experiencia.
Si desea más información consulte nuestra política de cookies

05.04.16

Las lesiones más comunes del runner

Se suelen producir en pie, rodilla y tibia


Hay factores de riesgo como el sobrepeso o correr en superficies muy duras

El 6 de abril es el Día de la Actividad Física
 
Con la llegada del buen tiempo, son muchos los que se calzan de nuevo las zapatillas para salir a correr.

El running es un deporte que nos ayuda a estar en forma, a perder peso y que además no nos supone un gran coste añadido. Un deporte perfecto para practicar en el Día de la Actividad Física.

Sin embargo, para que todo sean beneficios, es importante tener en cuenta cuáles son los riesgos que supone realizar running sin estar preparados para esta práctica.

Tal y como explica el doctor José Carlos de Lucas, director médico del Instituto de Traumatología Estévez en el Hospital Vithas Nuestra Señora de América, “correr es un deporte cíclico de impacto, que puede ser la causa de una lesión cuando un mal gesto se repite una y otra vez”.

En líneas generales, hay algunos factores que debemos tener en cuenta a la hora de evitar lesiones, como son  el exceso de peso (a más peso, más impacto); errores en el entrenamiento y algunos otros factores externos como la dureza y la estabilidad del terreno o el tipo de zapatillas.

En cuanto a las lesiones más comunes que puede sufrir el runner en el pie, el doctor de Lucas destaca: “la fascitis plantar, la tendinopatía aquilea y los edemas óseos o fracturas de estrés”. Otra de las articulaciones que más sufre es la rodilla, donde suelen ser comunes la  “tendinopatia rotuliana, el Síndrome  de la cintilla iliotibial y Síndrome rotuliano”.

Por último, el especialista apunta a que en la tibia pueden aparecer casos de “periostitis tibial”.

El Hospital Vithas Nuestra Señora de América pertenece al grupo sanitario Vithas que cuenta en España con 12 hospitales y 13 centros monográficos especializados Vithas Salud.

¿Cómo podemos evitarlas?

Analizando cada una de estas lesiones, el director médico del Instituto de Traumatología Estévez en el Hospital Vithas Nuestra Señora de América , explica en qué consisten las más comunes, y qué debemos tener en cuenta para prevenirlas y hacer una práctica del running mucho más saludable:

Fascitis plantar: Se trata de una inflamación y degeneración de la fascia del pie, que es un tejido fibroso que recubre a los músculos del pie. Se puede evitar con una correcta elección del calzado y ejercicios adecuados de estiramiento. Cuando se presenta hay que utilizar taloneras de descarga, además de comenzar con un programa adecuado de rehabilitación basado principalmente en ejercicios, así como en hacer reposo deportivo.

  • Tendinopatía aquilea: Produce un dolor más localizado en la inserción o zona media del tendón de Aquiles, que suele ser más intenso tras la realización de actividad deportiva. El tratamiento inicial es un programa adecuado de ejercicios de rehabilitación, basado en estiramientos y fortalecimiento progresivo, así como reposo de actividad de impacto.
  • Tendinopatía rotuliana: Es una degeneración del tendón rotuliano, en su inserción en el hueso. Lo que más predispone esta lesión es correr en superficies duras, mala adaptación a las cargas de entrenamiento, mal calentamiento y el abuso de correr con muchos desniveles. En caso de que suceda, el tratamiento inicial debe ser con frío local, reposo deportivo de impacto y tratamiento rehabilitador con fortalecimiento progresivo y estiramientos adecuados.
  • Síndrome de la cintilla iliotibial:Se suele presentar como un dolor fuerte en la parte externa de la rodilla, que aparece de forma progresiva durante la carreta.  Los factores favorecedores son los terrenos desnivelados. Para evitarlo es importante realizar ejercicios de estiramiento del glúteo mayor y piramidal, junto con fortalecimiento de isquiotibiales.
  • Periostitis tibial: Se trata de una inflamación de la membrana que recubre la tibia. Produce dolor generalmente en el tercio inferior de la cara interna de la tibia. Los factores predisponentes son un mal calzado, una hiperpronación y el abuso de correr en superficies duras. El tratamiento inicial, como en todas estas lesiones, es con frio, reposo deportivo y un plan de rehabilitación para flexibilizar a musculatura adyacente (tibiales, peroneos, tríceps sural…)
El compromiso de Vithas: calidad, innovación y largo plazo

Vithas atiende anualmente a más de 2.900.000 de pacientes en sus 12 hospitales y 13 centros monográficos especializados denominados Vithas Salud. Los hospitales están ubicados en Alicante, Almería, Granada, Las Palmas de Gran Canaria, Tenerife, Lleida, Madrid, Málaga, Vigo y Vitoria-Gasteiz. Los centros Vithas Salud se encuentran en Málaga, Lleida, Almería y la provincia de Pontevedra, donde están emplazados los centros Vithas Salud Fisium de Pontevedra, Vilagarcía, Marín, Sanxenxo, A Estrada, Caldas de Reis y Vigo.

La apuesta de Vithas por una asistencia sanitaria de calidad va unida al compromiso de inversión permanente en mejora de infraestructuras y dotaciones tecnológicas. Con un modelo de crecimiento que se basa en la diversificación geográfica y la sostenibilidad, el grupo prevé consolidar su presencia nacional ya sea de manera orgánica o mediante adquisiciones.

Añadir a TwitterAñadir a FacebookAñadir a Google Bookmarks