Este sitio web utiliza cookies para asegurarse de obtener la mejor experiencia.
Si desea más información consulte nuestra política de cookies

27.04.16

Mejorar nuestra piel con tratamientos naturales es posible

La bioestimulación con plasma rico en plaquetas consigue resultados naturales sin efectos secundarios


Igualmente la luz pulsada elimina las manchas marrones y rojizas

El láser fraccionado, por su parte, mejora el tensado de la piel
 
Cuando pensamos en mejorar el aspecto de nuestra piel, muchas veces lo que buscamos es precisamente que nadie se dé cuenta de que nos hemos realizado algún tratamiento, de manera que el efecto sea rejuvenecedor, pero luzca totalmente natural.

Los nuevos tratamientos en Dermatología hacen esto posible, gracias a técnicas que permiten efectos rápidos y eficaces, pero además intentando ser lo menos invasivos posibles con nuestro cuerpo.

En este sentido, destaca sin duda la aplicación de plasma rico en plaquetas. Sobre esta técnica, que también se utiliza con fines parecidos en Traumatología, Odontología o Vascular, la doctora Teresa Truchuelo, dermatóloga del Hospital Vithas Nuestra Señora de América, explica que “se trata de extraer la sangre, centrifugarla y quedarnos con las plaquetas.

Esas plaquetas las activamos para que liberen unos factores, que son los que van a ser responsables de fabricar las fibras elásticas y de colágeno, que por lo tanto son también las responsables de tensar y del rejuvenecimiento de la piel”.

Este procedimiento, conocido como bioestimulación, se trata de algo totalmente natural, ya que como matiza la doctora Truchuelo “se trata de utilizar los componentes de nuestro propio cuerpo”. Los resultados son una mayor luminosidad, así como una mayor hidratación, según la experta, los pacientes lo definen literalmente como “tener la piel más jugosa”. 

En cuanto al tratamiento en sí, lo habitual es realizarse tres sesiones, separadas por una semana entre sesión y sesión, consiguiendo un efecto de aproximadamente un año de duración, tras el cual, puede volver a repetirse sin problema.

Respecto al tiempo de cada sesión, la doctora Truchuelo matiza que, entre la extracción de la sangre y la inyección de producto, se tarda aproximadamente unos 20 minutos, destacando de nuevo que es un tratamiento “que no tiene efectos secundarios y el resultado es totalmente natural”.

El Hospital Vithas Nuestra Señora de América pertenece al grupo sanitario Vithas que cuenta en España con 12 hospitales y 13 centros monográficos especializados Vithas Salud.

Otros tratamientos de aspecto natural

Abordando otros tratamientos que resulten casi invisibles al ojo ajeno, la dermatóloga hace especial hincapié en los beneficios del uso de la luz pulsada y del láser fraccionado.

Respecto a la luz pulsada, la doctora Truchuelo relata que “es una técnica de rejuvenecimiento muy extendida para la eliminación de manchas, tanto las marrones como las rojizas, además de cerrar el poro y dar luminosidad a la piel. No cambia la expresión o volúmenes faciales, lo que consigue es dar un aspecto a la piel más limpio y luminoso y también ejerce efecto antienvejecimiento”.

Así, cuando esta luz detecta un color rojo o un color marrón, lo elimina y la piel se queda mucho más uniforme y en la dermis también provoca un rejuvenecimiento.

Se puede combinar, además, con el láser fraccionado, que es otro tipo de láser que lo que hace es generar unas pequeñas columnas en la piel que serán las responsables de la mejoría al estimular la regeneración de la misma.

Actúa más en profundidad que la luz pulsada y estimula la síntesis de fibras elásticas y del colágeno, provocando un mayor tensado de la piel.

Ambos son láseres mínimamente invasivos que no precisan tiempo de baja, por lo que pueden realizarse y continuar con las rutinas habituales según acaba la sesión.

Por último, la doctora Truchuelo no se olvida de reseñar que tanto la toxina botulínica, como el ácido hialurónico, si se utilizan en dosis adecuadas, “dan un aspecto natural, simplemente suavizando el gesto y la expresión”.

El compromiso de Vithas: calidad, innovación y largo plazo

Vithas atiende anualmente a más de 2.900.000 de pacientes en sus 12 hospitales y 13 centros monográficos especializados denominados Vithas Salud. Los hospitales están ubicados en Alicante, Almería, Granada, Las Palmas de Gran Canaria, Tenerife, Lleida, Madrid, Málaga, Vigo y Vitoria-Gasteiz. Los centros Vithas Salud se encuentran en Málaga, Lleida, Almería y la provincia de Pontevedra, donde están emplazados los centros Vithas Salud Fisium de Pontevedra, Vilagarcía, Marín, Sanxenxo, A Estrada, Caldas de Reis y Vigo.

La apuesta de Vithas por una asistencia sanitaria de calidad va unida al compromiso de inversión permanente en mejora de infraestructuras y dotaciones tecnológicas. Con un modelo de crecimiento que se basa en la diversificación geográfica y la sostenibilidad, el grupo prevé consolidar su presencia nacional ya sea de manera orgánica o mediante adquisiciones.

Añadir a TwitterAñadir a FacebookAñadir a Google Bookmarks