Este sitio web utiliza cookies para asegurarse de obtener la mejor experiencia.
Si desea más información consulte nuestra política de cookies

22.09.16

Lesiones típicas en futbolistas

La rodilla y el tobillo son las articulaciones que más sufren


El tratamiento quirúrgico es mínimamente invasivo

Otras técnicas de abordaje pasan por la Medicina de Rehabilitación y la Medicina Regenerativa 

El fútbol es un deporte de masas, de eso no cabe ninguna duda, pero además del amplio sector de consumo que abarca, también son muchos los que lo practican. Para poder enfrentarse a un partido es necesario gozar de una buena forma física. A pesar de ello, las articulaciones de los jugadores pueden verse afectadas, especialmente la rodilla y el tobillo y pie.

Como nos comenta el doctor Agustín Garabito, traumatólogo del Hospital Vithas Nuestra Señora de América, la rodilla es una de las articulaciones que más sufre durante la práctica del fútbol; “pueden aparecer lesiones musculares y ligamentosas inflamatorias (tendinitis), esguinces o incluso roturas. Una de las lesiones más frecuentes y más graves entre las personas que practican fútbol es la rotura del ligamento cruzado anterior, que puede darse aislada o asociada a una rotura de menisco, lo que implica una mayor gravedad”.

La mayoría de este tipo de lesiones requieren un tratamiento quirúrgico, pero los avances en este campo permiten la utilización de técnicas mínimamente invasivas. “La artroscopia suele ser la técnica de elección para este tipo de pacientes”. Se utiliza especialmente en pacientes jóvenes, activos, que no quieren desatender su actividad deportiva.

En la mayoría de casos, como nos comenta el doctor Garabito, un día de ingreso es suficiente y si hablamos de una lesión únicamente en el menisco se hace de manera ambulatoria. El Hospital Vithas Nuestra Señora de América pertenece al grupo sanitario Vithas que cuenta en España con 12 hospitales y 13 centros monográficos especializados Vithas Salud.

Vías de tratamiento no quirúrgico

Al margen de lo anterior, existen otro tipo de lesiones en principio menos graves, pero que pueden condicionar de manera importante la práctica deportiva del paciente. Ejemplos de ello son los esguinces de ligamentos (lateral interno o externo), las tendinitis del aparato extensor de la rodilla (rotuliana o cuadricipital) o roturas fibrilares musculares de la región isquiotibial o cuadricipital. Son cuadros frecuentes en futbolistas y pueden ocasionar molestias al paciente, no solo a la hora de practicar deporte, sino también en sus actividades diarias habituales.

La mayoría de tratamientos indicados en estos casos son no quirúrgicos y, como indica el doctor Garabito, existen dos vías de abordaje destacadas: la Medicina de Rehabilitación y Fisioterapia y la Medicina Regenerativa o Reparadora Tisular.

En el primer caso, el tratamiento rehabilitador y de fisioterapia, se basa en técnicas especializadas para hacer frente a una recuperación de alto nivel, tanto en deportistas profesionales, como sería el caso de los futbolistas, como en pacientes que no practican deporte de forma tan habitual. Las técnicas se realizan en coordinación con los servicios de Fisioterapia. Algunos ejemplos son la masoterapia (masaje profundo), el kinesiotaping (consiste en la aplicación de vendas de colores para mejorar la funcionalidad de los tendones), la punción seca, la electroterapia, la electroestimulación y la onda corta, entre otros.

La segunda vía se centra en técnicas que buscan la regeneración de tejidos. En este sentido el doctor Garabito destaca el tratamiento con infiltraciones con Plasma Rico en Plaquetas (PRP), solas o en combinación con ácido hialurónico cuando se infiltran espacios articulares. “Estos tratamientos potencian y estimulan la reparación biológica de las lesiones a través de nuestro propio organismo, no precisan ingreso y tienen un riesgo mínimo para el paciente”.
La combinación de ambas vías puede llegar a evitar la cirugía y acelerar la recuperación del paciente en muchos de los casos tratados.

El compromiso de Vithas: calidad, innovación y largo plazo

Vithas atiende anualmente a más de 2.900.000 pacientes en sus 12 hospitales y 13 centros monográficos especializados denominados Vithas Salud. Los hospitales están ubicados en Alicante, Almería, Granada, Las Palmas de Gran Canaria, Tenerife, Lleida, Madrid, Málaga, Vigo y Vitoria-Gasteiz. Los centros Vithas Salud se encuentran en Málaga, Lleida, Almería y la provincia de Pontevedra, donde están emplazados los centros Vithas Salud Fisium de Pontevedra, Vilagarcía, Marín, Sanxenxo, A Estrada, Caldas de Reis y Vigo.

La apuesta de Vithas por una asistencia sanitaria de calidad va unida al compromiso de inversión permanente en mejora de infraestructuras y dotaciones tecnológicas. Con un modelo de crecimiento que se basa en la diversificación geográfica y la sostenibilidad, el grupo prevé consolidar su presencia nacional ya sea de manera orgánica o mediante adquisiciones.
 

Añadir a TwitterAñadir a FacebookAñadir a Google Bookmarks