Este sitio web utiliza cookies para asegurarse de obtener la mejor experiencia.
Si desea más información consulte nuestra política de cookies

24.10.16

Desmontando mitos sobre la caída del cabello

Hay que diferenciar la alopecia de la caída estacional, que es lo que se conoce como efluvio telógeno


Existen genes que pueden predisponernos a la calvicie

La alopecia androgenética también afecta a las mujeres

Durante el otoño la caída del cabello se convierte en un tema habitual en las consultas de Dermatología. Si bien las causas no están del todo claras, es cierto que se puede producir una caída asociada a este cambio de estación, es lo que se conoce como efluvio telógeno. Como afirma la doctora Mª Teresa Truchuelo, dermatóloga en el Hospital Vithas Nuestra Señora de América, es necesario diferenciar las fases de crecimiento del pelo: “la fase anágena es la de crecimiento, aquella en la que el pelo está anclado al cuero cabelludo, y la telógena es la fase de caída, el período durante el cual se desprende el cabello. Este ciclo puede sufrir alteraciones; por ejemplo, durante el verano, tal vez por la mayor exposición solar, es posible que la fase anágena se incremente, de modo que al llegar el otoño un mayor número de cabellos entran en un cambio de ciclo; no obstante, las causas no están muy claras”.

Es necesario, por tanto, diferenciar entre de los distintos tipos de caída del cabello que responderán a diferentes causas. Los más frecuentes son: alopecia androgenética, efluvio telógeno, efluvio del postparto y alopecia traccional.

El efluvio telógeno no desemboca en calvicie porque corresponde a una caída limitada en el tiempo. Suele durar entre 3 y 6 meses y afecta a hombres y mujeres por igual; la única diferencia es que, en las mujeres que tienen el pelo largo, la caída es más aparente. Como señala la doctora Truchuelo, es una caída que va a repoblar por si sola. Conlleva una pérdida de volumen, pero es temporal.

En esta misma línea, el efluvio del postparto afecta a muchas mujeres a los 3 o 4 meses de dar a luz. Durante el embarazo los niveles altos de estrógenos aumentan el anclaje del pelo al cuero cabelludo. Cuando bajan esos niveles, ese pelo pasa a fase telógena y cae de golpe. Es una caída que también repuebla por sí sola.

La alopecia androgenética, como apunta la doctora Truchuelo, “es la caída que responde a factores, más que hereditarios, genéticos; hay genes que te predisponen a la calvicie”. Afecta a un 50% de hombres mayores de 40 años y en las mujeres es más frecuente después de la menopausia; a los 65 años se estima que un 75% de mujeres pueden padecerla. Antes de la menopausia, ese porcentaje disminuiría al 15%. La diferencia fundamental entre hombres y mujeres es que, en el caso de las mujeres, no se llega a producir una calvicie tan intensa como en el varón.

La alopecia por tracción es muy común en mujeres de piel negra debido al tipo de peinados tirantes que suelen llevar durante períodos prolongados de tiempo. Esto origina un daño al folículo que acaba por destruirlo. El Hospital Vithas Nuestra Señora de América pertenece al grupo sanitario Vithas que cuenta en España con 12 hospitales y 13 centros especializados denominados Vithas Salud.

Verdades y mentiras sobre la caída del cabello

  • Al margen de la caída estacional, las causas más comunes que pueden provocar la pérdida de cabello son el estrés, determinados medicamentos, problemas de tiroides y el déficit nutricional (falta de hierro, ácido fólico …).
  • El uso de geles, lacas, gominas, secadores y planchas no afecta a la caída del cabello. Sí puede influir en la calidad del pelo, volverlo más frágil, ya que pueden resecarlo o hacer que la estructura no sea tan sedosa, pero no está demostrado que puedan producir caída.
  • Lavarse el pelo a diario no influye en la caída. Puede ser que durante el lavado se aprecie mayor número de cabellos que se desprenden, pero es simplemente porque el agua los arrastra.
  • Cortarse el pelo no frena la caída, simplemente puede dar la sensación de menor pérdida porque el pelo más largo aparenta más cantidad.
  • El minoxidil tópico es el tratamiento más efectivo en casos de alopecia. Aumenta el flujo sanguíneo al folículo, de modo que lo nutre más. Hoy en día se puede aplicar en espuma, de modo que no mancha y se reducen efectos secundarios indeseados, como el crecimiento de vello corporal. Es importante señalar que al dejarlo no produce efecto rebote.
  • La cosmética capilar y los complejos multivitamínicos funcionan. Siempre y cuando cuenten con principios activos bien formulados, pueden ser una ayuda para fortalecer el cabello o para que se regenere antes. Su papel es complementario.
El compromiso de Vithas: calidad, innovación y largo plazo

Vithas atiende anualmente a más de 2.900.000 pacientes en sus 12 hospitales y 13 centros especializados denominados Vithas Salud. Los hospitales están ubicados en Alicante, Almería, Benalmádena, Granada, Las Palmas de Gran Canaria, Lleida, Madrid, Málaga, Tenerife, Vigo y Vitoria-Gasteiz. Los centros Vithas Salud se encuentran en Alicante, El Ejido, Fuengirola, Granada, La Estrada, Las Palmas de Gran Canaria, Lleida, Madrid, Málaga, Marín, Pontevedra, Sanxenxo, Vilagarcía, Vigo y Vitoria-Gasteiz.

La apuesta de Vithas por una asistencia sanitaria de calidad va unida al compromiso de inversión permanente en mejora de infraestructuras y dotaciones tecnológicas. Con un modelo de crecimiento que se basa en la diversificación geográfica y la sostenibilidad, el grupo prevé consolidar su presencia nacional ya sea de manera orgánica o mediante adquisiciones.
 

Añadir a TwitterAñadir a FacebookAñadir a Google Bookmarks