Este sitio web utiliza cookies para asegurarse de obtener la mejor experiencia.
Si desea más información consulte nuestra política de cookies

02.08.17

La realidad sobre el corte de digestión

Bañarse después de comer no produce el temido corte de digestión, sino los cambios bruscos de temperatura, comer demasiado, o realizar ejercicio físico tras la comida

Un corte de digestión provoca un gran malestar general, dolor abdominal, náuseas, o pérdida de consciencia, entre otros 
 
Muchos son los mitos que existen acerca del corte de digestión, muchos de ellos mitos que se convierten en afirmaciones pero que carecen de base científica. Según la Dra. Begoña Aramburu, especialista en Medicina de Familia en el Hospital Vithas San José de Vitoria, no es necesario esperar después de comer para poder meternos a la piscina o la playa, con miedo de poder sufrir el temido corte de digestión, “sino que son los cambios bruscos de temperatura, las comidas copiosas, o hacer ejercicio justo después de comer”, afirma la especialista. El Hospital Vithas San José pertenece al grupo sanitario Vithas que cuenta en España con 19 hospitales y 25 centros especializados Vithas Salud.

Si en el proceso de la digestión el cuerpo entra en contacto brusco con bajas temperaturas, la sangre se verá obligada a repartirse por el cuerpo para contrarrestar la pérdida de calor, lo que origina mareos y vómitos, lo que popularmente se llama ‘corte de digestión’. Es por eso que el introducirse bruscamente en agua fría justo después de comer puede ocasionar este problema.

En verano, tenemos que tener especial cuidado con la temperatura del agua de las piscinas y playas: “es fundamental mojarnos cada parte del cuerpo muy despacio. De esta forma conseguiremos que nuestro organismo se acostumbre a la temperatura fría del agua”. La Dra. Aramburu afirma que lo más importante es evitar que nuestra temperatura corporal no suba ni baje de manera brusca, porque eso es lo que produce problemas en el proceso de digestión.

Al hacer una comida copiosa y seguidamente hacer ejercicio físico intenso ocurre lo mismo; la sangre que se concentra en el estómago debe fluir por todo el cuerpo para repartir oxígeno suficiente por los diferentes músculos que hayamos ejercitado, lo cual puede provocar también una parada en la digestión.

También hay ciertas comidas muy ricas en grasas o en azúcar que favorecen el corte de digestión. Son factores a tener en cuenta si se va a la playa o la piscina, que son los lugares donde se da este problema con más frecuencia.

Síntomas y actuación

El corte de digestión provoca un gran malestar a quien lo sufre, y puede haber diferentes síntomas: escalofríos, visión borrosa, dolor de estómago, mareos y náuseas, piel pálida o urticaria, tensión y pulso bajo, visión borrosa, y en casos graves, puede llegar a producirse incluso una parada cardiorrespiratoria.

En caso de sufrir alguno de los síntomas previamente mencionados, la Dra. Aramburu aconseja seguir estos pasos de actuación.

  • Salir del agua o dejar el ejercicio físico que estábamos practicando.
  • Evitar la lipotimia secando y tumbando con las piernas en alto al afectado.
  • Intentar mantener el calor corporal del afectado. Para ello procederemos a vestirle o tapar su cuerpo con el material que tengamos a mano.
  • Dieta líquida y beber mucha agua, ya que es probable que la víctima vomite o sufra diarreas.
  • Reposo hasta la recuperación total.
Sobre el Hospital Vithas San José

El Hospital Vithas San José dispone de dos centros de actividad: el propio hospital y el Centro de Especialidades Beato nº3. A través de ambos se articulan algunos de los programas especializados más innovadores del País Vasco, entre los que se encuentra la aplicación de técnicas endoscópicas avanzadas.

Con una inversión de 7 millones de euros para el período 2013-2016, la innovación y el servicio personalizado al paciente se sitúan en el centro y se ponen en marcha a través de nuevos servicios: la Unidad del Sueño (febrero de 2014) y Unidad de Cirugía Artroscópica (abril de 2014). La Unidad de Asistencia a Lesionados de Tráfico, la Unidad de Obesidad, son otras de las unidades especializadas del centro vitoriano. Además, es pionero en España en el tratamiento de carcinomatosis peritoneal con un equipo de profesionales expertos en tratar los tumores malignos gastrointestinales.

Actualmente, el Hospital Vithas San José pone a disposición de los pacientes 65 camas, 6 quirófanos, 6 camas con un BOX de aislamiento en UCI y 56 despachos de consultas externas, entre otras instalaciones sanitarias. Trabaja con las principales compañías de seguros nacionales e internacionales y cuenta, entre otras especialidades, con las siguientes: Anestesiología, Aparato Digestivo, Medicina Interna, Cardiología, Angiología y Cirugía Vascular, Cirugía Cardiaca, Cirugía Estética, Plástica y Reparadora, Cirugía General y del Aparato Digestivo, Cirugía Maxilofacial, Dermatología, Ginecología, Oftalmología, O.R.L., Urología, Traumatología y Cirugía Ortopédica.
 
El compromiso de Vithas: calidad asistencial acreditada, servicio personal y largo plazo

Vithas es el primer operador sanitario de capital 100% español y el segundo a nivel nacional. Cada año atiende a más de 4.500.000 pacientes en sus 19 hospitales y 25 centros especializados denominados Vithas Salud. Los 44 centros se encuentran distribuidos a lo largo de todo el territorio nacional y destacan los hospitales de Alicante, Almería, Benalmádena, Castellón, Granada, Las Palmas de Gran Canaria, Lleida, Madrid, Málaga, Sevilla, Tenerife, Vigo, Valencia y Vitoria-Gasteiz. Los 25 centros Vithas Salud se encuentran en Alicante, Elche, El Ejido, Fuengirola, Granada, La Estrada, Las Palmas de Gran Canaria, Lleida, Madrid, Málaga, Marín, Nerja, Pontevedra, Rincón de la Victoria, Sanxenxo, Sevilla, Torre del Mar, Torremolinos, Vilagarcía, y Vitoria-Gasteiz.

Vithas cuenta adicionalmente con la red de laboratorios Vithas Lab, con más de 300 puntos de extracción repartidos por toda España, y con un acuerdo estratégico en Baleares con la Red Asistencial Juaneda que dispone de 5 hospitales y una amplia red de centros médicos repartidos por toda la región.

La apuesta de Vithas por una asistencia sanitaria de calidad acreditada y un servicio personal va unida al firme apoyo y visión de largo plazo de los accionistas de Vithas: Goodgrower, quien controla un 80% del capital, y grupo ‘la Caixa’, con el 20% restante.

Con un modelo de crecimiento que se basa en la diversificación geográfica y la sostenibilidad, Vithas prevé seguir consolidando su presencia nacional tanto con la apertura de nuevos centros como mediante adquisiciones.
 

Añadir a TwitterAñadir a FacebookAñadir a Google Bookmarks