Este sitio web utiliza cookies para asegurarse de obtener la mejor experiencia.
Si desea más información consulte nuestra política de cookies

07.10.15

Las revisiones periódicas son claves para prevenir la pérdida de visión

El 8 de Octubre es el Día Mundial de la Visión


El diagnóstico precoz permite aplicar el tratamiento más apropiado y evitar una pérdida de visión más severa
 
La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha establecido un Plan de Acción Universal para el cuidado de la salud ocular durante el periodo 2014-2019 y, con el objetivo de promover la prevención se celebra cada año el Día Mundial de la Visión. El lema de este año es “Salud ocular para todos” y tiene como objetivo centrar la atención en todas las personas que necesitan atención oftalmológica, especialmente los más vulnerables y las personas con pérdida irreversible de visión.

Con este motivo, el Hospital Vithas San José, se suma al esfuerzo mundial para prevenir la ceguera iniciado por la OMS y traslada a sus pacientes la importancia de la prevención e identifica cuáles son las patologías oculares más frecuentes en cada etapa de la vida. El Hospital Vithas San José pertenece al grupo sanitario Vithas que cuenta en con 12 hospitales y 13 centros monográficos altamente especializados denominados Vithas Salud en España.
 
Las revisiones en el médico oftalmólogo son la clave para la detección y tratamiento de las enfermedades oculares. “Sin duda una revisión médica es la forma más segura de permitir el diagnóstico precoz de numerosas patologías oculares yasí aplicar el tratamiento oportuno que permita recuperar la visión o evitar una situación de pérdida visual irreversible”, afirma la Dra. Clara Marcos Beltrán, del Hospital Vithas San José.
 
Las revisiones cada uno o dos años son la mejor prevención
Hay que tener en cuenta que la incidencia de las patologías oculares es diferente según la edad. En la edad pediátrica los más pequeños se ven afectados en mayor frecuencia por estrabismo y ojo vago, mientras que para los jóvenes la miopía, hipermetropía y astigmatismo son las patologías más frecuentes.
 
A partir de los 40 años, en nuestro medio la principal causa de pérdida visual reversible son las cataratas. Sin embargo, si consideramos las causas de baja visión o ceguera, la DMAE (Degeneración Macular Asociada a la Edad) es responsable del 50%, seguida del Glaucoma (18%) y de la Retinopatía Diabética (17%).
 
“Al contrario de lo que pueda parecer, en estas enfermedades tan graves los estadíos iniciales habitualmente pasan desapercibidos porque no producen alteraciones visuales que perciba el paciente”, apunta la doctora Marcos. Por este motivo los controles médicos cada uno o dos años son una de las medidas preventivas más aconsejadas, ya que permiten un seguimiento de la salud visual a lo largo de la vida y permiten detectar a tiempo las alteraciones iniciales propias de cada enfermedad.
 
Por lo tanto entre los 3-4 años, todos los niños deben hacerse una revisión ocular, aunque no hayan tenido síntomas, para descartar defectos de refracción importantes, que en ausencia corrección óptica pueden provocar cefaleas, retraso del aprendizaje, estrabismo u ojo vago.
 
Durante la edad escolar y juventud, es importante descartar defectos de refracción (miopía, hipermetropía o astigmatismo) y tratar los síntomas oculares de las enfermedades más comunes, como la alergia estacional o el ojo seco debido al uso continuado de pantallas de visualización.
 
Y a partir de los 40 años, es muy importante hacer revisiones con periodicidad, aunque no se tengan síntomas visuales, porque además de la conocida presbicia o vista cansada, también aumenta la incidencia de patologías oculares importantes. Tienen especial riesgo las personas con miopía o hipermetropía elevada, las que tienen antecedentes familiares de degeneración macular o glaucoma, y por supuesto los pacientes diabéticos, los cuales deben realizarse revisiones anuales en el médico oftalmólogo que incluyan exploración del fondo de ojo, para evaluar el estado de la retina y el nervio óptico.
 
Otro caso a destacar es la retinosis pigmentaria, una patología de origen genético que es una de las principales causas de ceguera y que suele aparecer en un rango entre los 25 y 40 años. La retinosis pigmentaria no se trata de una única enfermad, sino que es un grupo de desórdenes genéticos que afectan la capacidad de la retina para responder a la luz. De carácter hereditario, causa pérdida lenta de la visión periférica progresivamente, es decir, visión lateral. Desafortunadamente, con el tiempo se acaba perdiendo la vista y no existe todavía una cura definitiva.
 
Entre los síntomas más comunes de la retinosis pigmentaria se encuentran la ceguera nocturna, la lenta capacidad de adaptación a la oscuridad yla pérdida progresiva del campo visual hasta formar una visión en túnel.
 
Sobre el Hospital Vithas San José

El Hospital Vithas San José dispone de dos centros de actividad: el propio hospital y el Centro de Especialidades Beato nº3. A través de ambos se articulan algunos de los programas especializados más innovadores del País Vasco, entre los que se encuentra la aplicación de técnicas endoscópicas avanzadas.
 
Con una inversión de 7 millones de euros para el período 2013-2016, la innovación y el servicio personalizado al paciente se sitúan en el centro y se ponen en marcha a través de nuevos servicios: la Unidad Materno-Infantil que inició su actividad el 2 de diciembre de 2013, la Unidad del Sueño (febrero de 2014) y Unidad de Cirugía Artroscópica (abril de 2014). La Unidad de Asistencia a Lesionados de Tráfico, la Unidad de Obesidad, son otras de las unidades especializadas del centro vitoriano. Además, es pionero en España en el tratamiento de carcinomatosis peritoneal con un equipo de profesionales expertos en tratar los tumores malignos gastrointestinales.

Actualmente, el Hospital Vithas San José pone a disposición de los pacientes 63 camas, 5 quirófanos, 4 puestos UCI y 56 despachos de consultas externas, entre otras instalaciones sanitarias. Trabaja con las principales compañías de seguros nacionales e internacionales y cuenta, entre otras especialidades, con las siguientes: Anestesiología, Aparato Digestivo, Medicina Interna, Cardiología, Angiología y Cirugía Vascular, Cirugía Cardiaca, Cirugía Estética, Plástica y Reparadora, Cirugía General y del Aparato Digestivo, Cirugía Maxilofacial, Dermatología, Ginecología, Oftalmología, O.R.L., Urología, Traumatología y Cirugía Ortopédica.
 
El compromiso de Vithas: calidad, innovación y largo plazo

Vithas atiende anualmente a más de 2.000.000 de pacientes en sus 12 hospitales y 13 centros monográficos especializados denominados Vithas Salud. Los hospitales están ubicados en Alicante, Almería, Granada, Las Palmas de Gran Canaria, Tenerife, Lleida, Madrid, Málaga, Vigo y Vitoria-Gasteiz. Los centros Vithas Salud se encuentran en Málaga, Lleida, Almería y la provincia de Pontevedra, donde están emplazados los centros Vithas Salud Fisium de Pontevedra, Vilagarcía, Marín, Sanxenxo, A Estrada, Caldas de Reis y Vigo.

La apuesta de Vithas por una asistencia sanitaria de calidad va unida al compromiso de inversión permanente en mejora de infraestructuras y dotaciones tecnológicas. Con un modelo de crecimiento que se basa en la diversificación geográfica y la sostenibilidad, el grupo prevé consolidar su presencia nacional ya sea de manera orgánica o mediante adquisiciones.

Añadir a TwitterAñadir a FacebookAñadir a Google Bookmarks