Este sitio web utiliza cookies para asegurarse de obtener la mejor experiencia.
Si desea más información consulte nuestra política de cookies

05.11.15

Consejos prácticos para prevenir el contagio de la gripe

Una higiene personal adecuada y el lavado de manos frecuente reduce el riesgo de infección por virus


La vacuna es recomendable para colectivos de riesgo, pero no garantiza la inmunización total
 
Las epidemias estacionales elevan la tasa de hospitalización y mortalidad y suponen una considerable demanda de recursos en salud
 
Los cambios de temperatura característicos del otoño facilitan la propagación del virus de la gripe, cuya infección produce malestar general, rinorrea acuosa, dolor de garganta, fiebre, además de una bajada de defensas que favorece las sobreinfecciones bacterianas. Las epidemias estacionales de gripe, provocan una considerable demanda de recursos en salud, y son responsables en gran medida  del ascenso en las tasas de hospitalización y mortalidad en esta época del año.
 
Para prevenir posibles contagios, el doctor Félix Ruiz de la Cuesta, otorrinolaringólogo del Hospital Vithas Perpetuo Internacional, aporta algunos consejos prácticos importantes para todos, pero especialmente útiles para grupos de riesgo como personas mayores de 60 años, niños menores de 5 años, mujeres embarazadas o personas con antecedentes en enfermedades respiratorias, diabetes o cardíacas. El Hospital Vithas Perpetuo Internacional pertenece a Vithas, sanitario Vithas con 25 centros en toda España: 12 hospitales y 13 centros monográficos especializados denominados Vithas Salud.
 
¿Qué es la gripe estacional?
 
La gripe es una infección vírica aguda de las vías respiratorias, que se transmite de persona a persona. Es un virus que destaca por su alta capacidad de transmisión por vía aérea. Una persona, puede contagiar a otras, desde 24-48 horas antes de que aparezcan los síntomas, hasta 5-6 días después. Su periodo de incubación es de 1 a 5 días
  
Claves para evitar el contagio

  • Una buena higiene. El mejor método para reducir el riesgo de infección por el virus de la gripe es el correcto y frecuente lavado de manos. Este virus no es resistente a productos como el jabón, por lo que es de especial importancia lavarnos las manos después de tocar o estar en contacto con objetos o personas que puedan ser portadores.
  • Utilizar pañuelos desechables. El contagio se produce a través de las gotitas de Flugge, que se expulsan al estornudar, toser, hablar y que pueden trasportar el virus. En caso de no tener pañuelo a mano, es mejor taparse con el antebrazo en lugar con la mano, más expuesta al contacto con otras personas y más proclive a extender el virus.
  • Ventilar. La renovación del aire ayuda a evitar contagios. Es recomendable tanto en el hogar como en los lugares de trabajo.
  • Evitar los cambios bruscos de temperatura. Esto provoca que los cilios (los cilios son como unos pelos que hay en las células respiratorias que expulsan el moco desde los pulmones hacía afuera) se muevan más lentamente y el virus se acumule con más facilidad.
Los hábitos de vida saludables pueden servir también de barrera para el virus de la gripe, al igual que con otras enfermedades. Es recomendable:
  • Llevar una dieta equilibrada. Una buena alimentación ayuda a fortalecer las defensas. En esa dieta siempre deben estar presentes las frutas y las verduras como fuente de vitaminas y minerales.
  • Descansar. En el caso de los adultos, lo recomendable es dormir entre 7 y 8 horas todos los días.
  • Practicar deporte de forma habitual. Fortalece nuestro sistema inmunitario y prepara nuestro sistema cardio-respiratorio para posibles contratiempos.
  • Evitar la ingesta de alcohol y tabaco. Estas sustancias debilitan nuestras defensas, tanto a nivel sistémico como local, por lo que podemos ser más propensos al desarrollo de la enfermedad.
¿Es aconsejable vacunarse?
 
La población afectada en cada epidemia de gripe oscila entre el 5 y el 20% y la vacunación está considerado como el método más efectivo para prevenir la infección y sus complicaciones.
 
La vacuna de la gripe que se suele suministrar inmuniza respecto a determinadas cepas del virus, no frente a todas. Esto quiere decir que recibir la vacuna no garantiza al 100% que no se vaya a contraer la enfermedad, su efectividad está calculada en aproximadamente el 80%. A pesar de este inconveniente, el doctor Ramírez asegura que la vacunación es fundamental, sobre todo, para los grupos de riesgo:
 
-       Todas las personas de 60 años o más, especialmente aquellas personas que conviven en instituciones cerradas;
-       Personas menores de 60 años que, por presentar una condición clínica especial tienen un alto riesgo de complicaciones derivadas de la gripe o porque el padecer la enfermedad pueda provocar una descompensación de su condición médica, como es el caso de los niños menores de 5 años, mujeres embarazadas o personas con enfermedades crónicas;
-       Personas que pueden transmitir la gripe a aquellas que tienen un alto riesgo de presentar complicaciones, como el personal sanitario;
 
Personas que trabajan en servicios públicos esenciales, con especial énfasis en las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, servicios de protección civil, personas que
trabajan en los servicios de emergencias sanitarias…

Sintomatología característica de la gripe
 
Los síntomas característicos de la gripe son similares a los del cualquier resfriado común, sin embargo, la gripe suele producir dolencias más generales, mientras que el resfriado es una afección más local, concentrada en la faringe o nariz.
 
En realidad la diferencia radica en el tipo de virus, en el caso del resfriado, se trata de una gran variedad de rinovirus que agrupan los mismos síntomas: dolor de garganta, cabeza y rinorrea. La fiebre puede ser el elemento determinante para distinguir entre un diagnóstico de gripe frente a un proceso catarral.
 
El doctor Félix Ruiz de la Cuesta, del Hospital Vithas Perpetuo Internacional, recomienda consultar al médico cuando el enfermo supera 37,5º C de fiebre, sufra importantes mialgias y problemas deglutorios y, en el caso de sufrir otras patologías, en cuanto aprecie los primeros síntomas. Guardar reposo, beber mucho líquido y evitar la automedicación, tanto para el caso de antitérmicos como de antibióticos ayudará a pasar el proceso gripal sin complicaciones. El uso de antitérmicos puede enmascarar los síntomas de posibles complicaciones en el proceso, como bronquitis o neumonía,  mientras que los antibióticos no están indicados para el tratamiento de una gripe, salvo que el médico indique lo contrario, puesto que esta enfermedad, a priori, es vírica no bacteriana.
 
El compromiso de Vithas: calidad, innovación y largo plazo
 
Vithas atiende anualmente a más de 2.000.000 de pacientes en sus 12 hospitales y 13 centros monográficos especializados denominados Vithas Salud. Los hospitales están ubicados en Alicante, Almería, Granada, Las Palmas de Gran Canaria, Tenerife, Lleida, Madrid, Málaga, Vigo y Vitoria-Gasteiz. Los centros Vithas Salud se encuentran en Málaga, Lleida, Almería y la provincia de Pontevedra, donde están emplazados los centros Vithas Salud Fisium de Pontevedra, Vilagarcía, Marín, Sanxenxo, A Estrada, Caldas de Reis y Vigo.
 
La apuesta de Vithas por una asistencia sanitaria de calidad va unida al compromiso de inversión permanente en mejora de infraestructuras y dotaciones tecnológicas. Con un modelo de crecimiento que se basa en la diversificación geográfica y la sostenibilidad, el grupo prevé consolidar su presencia nacional ya sea de manera orgánica o mediante adquisiciones.

Añadir a TwitterAñadir a FacebookAñadir a Google Bookmarks