Este sitio web utiliza cookies para asegurarse de obtener la mejor experiencia.
Si desea más información consulte nuestra política de cookies

06.04.16

Aumenta la incidencia de la diabetes a causa de unos malos hábitos

El 7 de abril la OMS celebra el Día Mundial de la Salud


Más de un 13% de españoles es diabético

La prevención mediante hábitos de vida saludable es clave para evitar que se convierta en una enfermedad crónica

La Organización Mundial de la Salud (OMS) dedica el Día Mundial de la Salud de este 2016 a la diabetes.

Bajo el lema “Vence la diabetes” tiene como objetivo prevenir, mejorar la atención a los pacientes y reforzar la vigilancia sobre la totalidad de la población, dado que los casos de diabetes está aumentando de forma sistemática en muchos países en los últimos años.

En España, el 13.8% de la población mayor de 18 años tiene diabetes[1] y una gran proporción de los casos se podrían prevenir adoptando unos hábitos de vida más saludables.

El doctor Francisco Moreno Baró endocrinólogo y nutricionista del Hospital Vithas Virgen del Mar de Almería asegura que la diabetes se puede controlar y tratar para evitar consecuencias graves, siempre que el paciente sea totalmente consciente de ello y lleve un control de su enfermedad. El Hospital Vithas Virgen del Mar pertenece al grupo sanitario Vithas que cuenta con 25 centros en toda España: 12 hospitales y 13 centros monográficos denominados Vithas Salud.

La diabetes se caracteriza porque el organismo afectado presenta altas concentraciones de glucosa en sangre (hiperglucemia) dado que la insulina, la hormona encargada de llevar esa glucosa de la sangre a las células, no trabaja de la manera óptima.

Entre los síntomas que produce la diabetes, de cualquiera de los dos tipos principales que existen, se encuentran: emisión excesiva de orina, aumento anormal de la necesidad de comer, aumento de la sed y pérdida de peso sin razones aparentes. Prácticamente la mitad de los afectados desconoce que padece esta patología. Ignorar que se padece la enfermedad, acompañado hábitos nocivos como el sedentarismo y una dieta poco saludable conducen a problemas crónicos.

Por qué se produce la diabetes

Hay diabetes tipo 1 y tipo 2. Un 10% de los diabéticos se ve afectado por el tipo 1, que consiste en la ausencia de las células productoras de insulina del páncreas debido a un mecanismo inmunitario o genético.

Los factores de riesgo en este caso son la predisposición genética o a factores ambientales, como infecciones virales.

Por el contrario, la diabetes tipo 2 deriva de hábitos poco saludables. En estos pacientes sí se observa producción de insulina pero, o es insuficiente, o no puede ser aprovechada por el organismo.

Este tipo de diabetes “puede permanecer oculta al diagnóstico durante mucho tiempo debido a que manifiesta muy pocos síntomas” según el doctor Moreno Baró, endocrinologo de Vithas Virgen del Mar de Almería. “Es recomendable un seguimiento personalizado y unos chequeos periódicos ya que la diabetes tipo 2 es la que causa más muertes”, concluye.

La diabetes de tipo 2 es más frecuente en las personas mayores de 40 años. Sin embargo, la incidencia de unos hábitos de vida poco saludables está disminuyendo el rango de edad.

La obesidad por ejemplo, es uno de los factores de riesgo que más aumenta las probabilidades de padecerla. Suele estar relacionada con la hipertensión arterial y el aumento del colesterol, factores que también aumentan el riesgo de sufrir un accidente cardiovascular.

En su prevención juega un papel relevante la práctica de deporte de forma regular y el control de la dieta para el mantenimiento de un peso adecuado.

Trastornos derivados de la enfermedad

La complejidad psicológica de cada persona y la manera en que es asumida la enfermedad, conduce a que se estén desarrollando nuevos trastornos relacionados con la misma.

Un ejemplo de ello es la diabulimia, un trastorno alimenticio propio de los enfermos de diabetes tipo 1.

Debido a la relación entre los tratamientos con insulina y el aumento de peso, algunos diabéticos, sobre todo adolescentes, optan por no suministrarse las dosis de insulina adecuadas.

“Este comportamiento supone una importante situación de riesgo, ya que se acumula glucosa en sangre y puede conducir a otro tipo de trastornos como anorexia y bulimia” advierte el doctor Moreno Baró.

Convivir con la diabetes: recomendaciones para el día a día

Desde el punto de vista farmacológico, existen diferentes medicamentos para el tratamiento de la diabetes. Los diabéticos de tipo 1 han de administrarse las dosis de insulina necesarias en sus diferentes variantes: de acción rápida, intermedia, lenta o mezcla de ambas.

En el caso del tipo 2, hay diferentes fármacos que cumplen funciones distintas, como regular la secreción de insulina o facilitar la eliminación de glucosa.

“Pueden combinarse con resultados muy satisfactorios, aunque en ocasiones también es necesario suministrar insulina” sostiene el doctor Moreno Barró.

En cuanto a los hábitos de vida, el especialista recomienda las siguientes pautas para mejorar el estado de salud de quienes tienen esta enfermedad:

  • Practicar ejercicio moderado y adaptado a cada individuo. Los ejercicios más recomendables son caminar, trotar, nadar o montar en bicicleta.
  • Evitar alimentos con un alto nivel de azúcares.
  • Mayor consumo de frutas y verduras evitando las carnes rojas y las grasas.
  • Mantener una ingesta calórica adecuada para mantener el peso y evitar el sobrepeso y la obesidad
  • Evitar el consumo de alcohol.
  • No todos los hidratos de carbono son buenos, aquellos con carga glucémica elevada debe de controlarlos (zumo de naranja). Es mejor comer la naranja, plátanos, uvas, cerezas, higos.
  • Aunque las frutas sean buenas, los diabéticos no pueden consumir cantidades excesivas de ellas: mucha cantidad puede ser contraproducente para controlar la glucemia.
  • No solo cuenta el ejercicio especifico de una hora al día que se realiza si no la actividad física del resto del día: no sea activo 1 hora y sedentario 23 horas.
La diabetes es una enfermedad crónica que no se cura, pero si se controla es para toda la vida. Para evitar las complicaciones de la diabetes debe llevar un estilo de vida saludable que contemple alimentación adecuada y ejercicio físico adaptado a la edad.

El compromiso de Vithas: calidad, innovación y largo plazo

Vithas atiende anualmente a más de 2.900.000 de pacientes en sus 12 hospitales y 13 centros monográficos especializados denominados Vithas Salud. Los hospitales están ubicados en Alicante, Almería, Granada, Las Palmas de Gran Canaria, Tenerife, Lleida, Madrid, Málaga, Vigo y Vitoria-Gasteiz. Los centros Vithas Salud se encuentran en Málaga, Lleida, Almería y la provincia de Pontevedra, donde están emplazados los centros Vithas Salud Fisium de Pontevedra, Vilagarcía, Marín, Sanxenxo, A Estrada, Caldas de Reis y Vigo.

La apuesta de Vithas por una asistencia sanitaria de calidad va unida al compromiso de inversión permanente en mejora de infraestructuras y dotaciones tecnológicas. Con un modelo de crecimiento que se basa en la diversificación geográfica y la sostenibilidad, el grupo prevé consolidar su presencia nacional ya sea de manera orgánica o mediante adquisiciones.


[1] Datos del estudio di@bet.es del Centro de Investigación Biomédica en Red Diabetes y Enfermedades Metabólicas Asociadas (CIBERDEM). 

Añadir a TwitterAñadir a FacebookAñadir a Google Bookmarks