Este sitio web utiliza cookies para asegurarse de obtener la mejor experiencia.
Si desea más información consulte nuestra política de cookies

Sala de prensa

X
24.10.18

Repunte otoñal en el número de afectados por la enfermedad boca-mano-pie

Esta patología, común en los bebés y niños menores de 5 años, puede afectar también a jóvenes y adultos gracias a su elevado componente vírico


Aunque no existe vacuna que proteja de sus principales síntomas, estos suelen desaparecer en un plazo de 7-10 días sin necesidad de tratamiento médico. En los peores casos, puede conllevar complicaciones como la caía de las uñas de pies y manos o lesiones bucales dolorosas
 
Con la llegada del otoño puede ocurrir que nuestros hijos padezcan episodios de fiebre, pérdida de apetito, dolor de garganta, llagas dolorosas en la boca, o sarpullidos que pueden derivar en ampollas en plantas de pies y palmas de las manos, rodillas, codos e incluso zonas genitales. Estamos ante síntomas claros de la enfermedad ‘boca-mano-pie’, una patología causada por diferentes virus (el más frecuente es el Coxackie A16) y cuya prevalencia se da sobre todo en otoño por el propio virus y por el inicio de la temporada escolar.

El doctor Enrique Sánchez, pediatra y neonatólogo del Hospital Vithas Parque San Antonio, perteneciente al grupo sanitario Vithas, que  cuenta en España con 19 hospitales y 28 centros monográficos Vithas Salud, comenta que «como curiosidad, la enfermedad de ‘boca-mano-pie’ es una infección que presenta una elevada prevalencia en los países del sudeste asiático (India, Singapur, Japón, China), donde cada año se suceden importantes brotes epidémicos que afectan a una parte importante de la población infantil. En nuestro país, por el contrario, no hay apenas comunicaciones sobre brotes con identificación virológica del agente causal, pero si apreciamos aumento de casos en estos meses del año, sobre todo en bebés y niños menores de 5 años».

Los síntomas descritos anteriormente (fiebre, pérdida de apetito, llegas bucales, etc) no aparecen, por norma general, todos juntos, sino que van sucediéndose por etapas no permaneciendo, por norma general, más de 7/10 días en nuestro organismo. De igual forma, este virus se puede transmitir entre diferentes personas, incluso sin que el afectado perciba aún ningún síntoma claramente. «El virus se encuentra, normalmente, en las secreciones de nariz y garganta, saliva, líquido de las ampollas o en las propias heces de los bebés. Por esta razón, podemos estar infectados y, sin percibir aún ninguno de los síntomas, propagar la enfermedad a través de gestos tan cotidianos como dar besos o abrazos, compartir vasos o cubiertos, estornudar o cambiar los pañales de nuestros hijos» aclara el doctor Sánchez.

Sin tratamiento específico ni vacuna, la mejor solución es la higiene

Actualmente no existe ninguna vacuna que proteja contra esta enfermedad ni hay un tratamiento específico para la ‘boca-mano-pie’, sólo sintomático mediante antitérmicos y analgésicos.

Pero la buena noticia es que se puede reducir el riesgo de infección adoptando unas sencillas medidas de higiene:

  • Lavarse frecuentemente las manos con agua y jabón durante 20 segundos, especialmente después de cambiar pañales, ayudando a los niños pequeños a hacer lo mismo.
  • Evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca si no nos hemos lavado las manos.
  • Evitar el contacto cercano, como al dar besos o abrazos, o compartir los vasos y los cubiertos con las personas que tengan la enfermedad.
  • Desinfectar las superficies y los objetos que se tocan con frecuencia, como los juguetes y las manijas de las puertas, especialmente si alguien está enfermo.
Complicaciones graves: poco frecuentes pero existentes

El doctor Sánchez insiste en que las medidas descritas anteriormente pueden evitar la infección así como una serie de ‘males mayores‘ cuya probabilidad de que los padezcamos es muy baja, aunque no inexistente.

«Una complicación rara de la enfermedad ‘boca-mano-pie’ es la caída de las uñas de las manos y de los pies (denominada onicomadesis) a las pocas semanas de la curación de la enfermedad. Es reversible, dado que las uñas vuelven a crecer normalmente después. En casos de lesiones bucales muy intensas y dolorosas, el niño puede rechazar la alimentación y la ingesta de líquidos, lo que en raras ocasiones podría producir una deshidratación. Por último, y de forma excepcional, algunos tipos de enterovirus (E-71 y D68) pueden producir complicaciones muy graves como encefalitis, parálisis, edema pulmonar o complicaciones cardíacas. Los recién nacidos, por un sistema defensivo muy inmaduro, son más propensos a sufrir las formas más graves de estas infecciones».
 
El compromiso de Vithas: calidad asistencial acreditada, servicio personal y largo plazo

Vithas es el primer operador sanitario de capital 100% español y el segundo a nivel nacional. Cada año atiende a más de 5.000.000 pacientes en sus 19 hospitales y 28 centros médicos denominados Vithas Salud. Los 47 centros se encuentran distribuidos a lo largo de todo el territorio nacional y destacan los hospitales de Alicante, Almería, Benalmádena, Castellón, Granada, Las Palmas de Gran Canaria, Lleida, Madrid, Málaga, Sevilla, Tenerife, Vigo, Valencia y Vitoria-Gasteiz. Los 28 centros Vithas Salud se encuentran en Alicante, Almuñécar, Elche, El Ejido, Fuengirola, Granada, La Estrada, Las Palmas de Gran Canaria, Lleida, Madrid, Málaga, Marín, Nerja, Pontevedra, Rincón de la Victoria, Sanxenxo, Sevilla, Torre del Mar, Torremolinos, Vilagarcía, y Vitoria-Gasteiz.

Vithas cuenta con más de 300 puntos de extracción repartidos por toda España gracias a la red de laboratorios VithasLab y con una central de compras propia, PlazaSalud24, que como referente en el sector da servicio a más de 39 hospitales, 35 centros médicos y 20 clínicas dentales. Por último, Vithas mantiene actualmente un acuerdo estratégico en Baleares con la Red Asistencial Juaneda que dispone de 5 hospitales y una amplia red de centros médicos repartidos por toda la región.

La apuesta de Vithas por una asistencia sanitaria de calidad acreditada y un servicio personal va unida al firme apoyo y visión de largo plazo de los accionistas de Vithas: Goodgrower, quien controla un 80% del capital, y grupo ‘la Caixa’, con el 20% restante.

Con un modelo de crecimiento que se basa en la diversificación geográfica y la sostenibilidad, Vithas prevé seguir consolidando su presencia nacional tanto con la apertura de nuevos centros como mediante adquisiciones.

Añadir a TwitterAñadir a FacebookAñadir a Google Bookmarks